Diseñador tico Mauricio Alpízar llevó el espíritu festivo de los años 70 a la Semana de la Moda en Nueva York

  • Conversemos

  •  

Telas suaves, plumas, flecos y colores como el azul y el blanco fueron parte de la colección Summer Nights, que el diseñador costarricense radicado en Australia, Mauricio Alpízar, mostró ayer en el marco del Mercedez-Benz Fashion Week, en Nueva York.

La pasarela fue también un cocktail realizado en Bocca di Bacco, un local ubicado en el barrio neoyorkino de Chelsea. La actividad se efectuó en colaboración con la reconocida chef de la televisión Kristin Sollene a quien Alpízar conoció en el 2012, cuando el diseñador participó por primera vez en ese encuentro de moda.

Mauricio nació en Costa Rica, sus familiares son oriundos de San Vito, pero hace 20 años se mudó a Australia. En sus inicios, trabajó como bailarín en un crucero y, además, realizó los vestuarios de los espectáculos que allí se presentaban.

Mauricio Alpízar con Kristin Sollene, quien lo invitó a presentar su colección "Summer Nights" en la Semana de la Moda de Nueva York.
FOTO: AFP. ampliar

Día y noche

Hace cinco años creó Gossip Couture, una marca con prendas casuales y aptas para el día a día, que contrastan con la línea que lleva su propio nombre, más exclusiva.

Mauricio, quien se caracteriza por su manipulación artesanal de las telas, introdujo diseños inspirados en Dubai y la figura del búho en Summer Nights.

"El estampado está basado en la figura del búho, el azul y el blanco. Este es un animal místico y de la noche. Allí ahí una historia, después de toda la colección blanca, llega lo más oscuro, llega la noche", contó Alpízar.

Para su trabajo, el creador se basa en sus propios instintos; según cuenta, no vive pendiente de las tendencias a nivel mundial.


"Particularmente casi no veo diseñadores, me concentro en lo mío. En la nueva colección, que inicié el año pasado, me inspiré en los años 70 y en Bianca Jagger –que era Nicaragüense–", dijo el diseñador.

Veinte de las piezas de esta colección resort fueron presentados en pasado 30 de agosto en la pasarela anual de la U Creativa. Allí se lució una pequeña muestra de esa colección llena de la esencia de Nueva York, el Studio 54 y el glamour. Tres elementos que le abrieron las puertas a una de las ciudades más importantes de la industria de la moda.