Una pulsera por una buena causa

  • Conversemos

  •  

Cuenta una leyenda japonesa que, si hacemos mil grullas de papel, nuestro mayor sueño se hará realidad. Durante la Segunda Guerra Mundial, una de las víctimas de la bomba de Hiroshima, Sadako Sasaki, fue diasgnosticada con leucemia a los 12 años.

Sasaki, quien deseaba curarse de la enfermedad, inició a plegar papel con sus propias manos. Cuando llevaba 644 grullas, murió, pero su historia se convirtió en un símbolo de esperanza y de paz que le ha dado la vuelta al mundo.

De manera similar, Sofía Escalante usa sus manos para construir un deseo: comprar un monitor para la Unidad de Hemato-Oncología del Hospital Nacional de Niños. Así, podrán atender allí a niños que, al igual que ella, padecen leucemia.

Sofía Escalante es una niña que busca comprar un monitor para el Hospital Nacional de Niños.
FOTO: Cortesía de Real Cariari. ampliar

Las pulseras que Sofía confecciona totalmente a mano tienen un precio de ¢5.000 y se podrán adquirir este domingo 9 de noviembre en Plaza Real Cariari, en Belén de Heredia.

El puesto de venta estará ubicado a la par del área de carrusel del centro comercial desde la 1 p. m. y hasta las 4 p. m. La venta estará abierta hasta agotar existencias.

Si desea conocer más sobre la campaña que esta niña ha emprendido puede visitar su página de Facebook: Gracias por sonreír conmigo Sofi.

PUBLICADO: 07 de Noviembre, 2014 AUTOR: