Alessandra Rampolla: “Estoy enamorada del amor”

  • Conversemos

  •  

A pocos días de pisar suelo costarricense para participar en la feria Expomujer Perfil, Alessandra Rampolla se define como una mujer feliz e invita a todas a encontrar esa chispa que les genera felicidad. Esto, por medio de autoconocimiento, erotismo y relaciones de pareja saludables.

Como buena enamorada del amor, cree en la amistad y en la pasión como componentes ideales para el éxito de una relación. Para ella, todas somos diosas eróticas. Es cuestión de encontrar lo que enciende esa llama.

P: ¿Cómo son ahora las relaciones de pareja?

A: Las relaciones de pareja están enfrentando un montón de cambios porque ha cambiado la visión cultural y social de lo que es una familia y de cómo se compone. Estamos viendo que las personas no necesariamente se comprometen en una relación de pareja. Ahora es más fácil divorciarse y vivimos en una cultura del desperdicio: antes de repararlo, tendemos a botarlo y cambiar por algo nuevo.

"Yo tiendo a ser un poco romanticona –aunque también soy realista– y creo que sí es posible enamorarse de alguien y hacer que esa relación funcione a largo plazo, pero no es una tarea fácil"

Sin embargo, si bien ha cambiado la dinámica de las parejas, también tenemos más información y mayores posibilidades de que la gente se eduque para tomar mejores decisiones a futuro. Así que estamos en una curva rara porque las relaciones se están transformando en algo que aún no sé cómo va a terminar; pero ciertamente no es el mismo esquema de cuando yo era niña o cuando mis padres eran jóvenes.

En una entrevista con el diario La Nación, de Argentina, usted habla que se ha perdido la cultura del compromiso, ¿cómo se puede fomentar esa cultura? Lo primero es conocerse uno mismo como persona antes de buscar pareja. Hay una evolución interna que todos deberíamos tener para estar más completos, más armados y más definidos nosotros mismos antes de querer estar con otra persona.

Cuando uno se conoce bien, sabe elegir mejor lo que le conviene. Esa es una clave importantísima en lo que respecta a la pareja, que no tiene que ver con el otro sino con uno mismo y hacerse uno cargo de las decisiones que toma y el por qué las toma. Por ejemplo, muy a menudo he visto casos de mujeres que rondan los 30 años y que ven al novio de turno con ojos de más seriedad, y no necesariamente porque sea la persona adecuada para pasar el resto de la vida sino porque hay presión social. Ese tipo de situaciones no suceden cuando uno se conoce mejor.

P: ¿Qué características tiene que tener una pareja ideal?

A: Creo que la pareja ideal no tiene unos componentes únicos que funcionen igual para todo el mundo. Tal vez el mix de cualidades sea distinto para mí que para otra persona, o para mis necesidades a los 42 años, que para una persona a los veintipico. El mix uno tiene que poderlo armar a su medida.

En términos generales hay pilares básicos: respeto, confianza y comodidad. Yo defino a la persona ideal como que tiene que ser su persona favorita en el mundo, a quien además de ser su mejor amigo, usted se le quiere tirar encima sexual y eróticamente hablando. Es un balance entre gustos afines, visión de vida compartida y posibilidades de soñar, crecer, disfrutar, reírse pasarla bien... y también querer tener sexo con esa persona.

P: ¿El amor se acaba?

A: A veces se puede acabar y otras veces se transforma. Si uno no lo cuida adecuadamente y no le echa agüita y cariñito, puede morir.

P: ¿Cuándo se debe tomar la decisión de acabar con una relación?

A: Al final del día, uno tiene que saber que con la única persona que uno tiene que poder vivir es con uno mismo. Cuando una relación de pareja esté atentando contra su dignidad y uno no se sienta bien como ser humano, es un momento para analizar si vale la pena mantenerse juntos. Por amor, hay muchas cosas que uno está dispuesto a tolerar, pero nunca se debe poner en juego la dignidad propia.

P: ¿Cómo ha influido la tecnología en las parejas?

A: Influye positiva y negativamente. La parte buena es que facilita las comunicaciones, por ejemplo, yo desde hace pocos estoy en una relación con un hombre colombiano y es maravilloso cómo podemos hablar fluidamente a larga distancia.

Por otra parte, la tecnología también ha traído muchos cambios debido a la redes sociales; por tirar un dato: uno de cada tres divorcios en Reino Unido incluyen la palabra red social dentro de la solicitud de divorcio. Es decir, facilitan tanto el contacto y la comunicación, que es mucho más fácil armar con otra gente una pegadita de cuernos.

P: ¿Qué cuidados deben tener las personas que se involucran por personas que conocen por internet?

A: Muchos cuidados. Internet es una herramienta que usan muchas personas, yo conozco gente que se ha conocido por este medio y todo ha salido bien, pero también se debe tener precaución porque hay anonimato y personas malintencionadas.

Lo mejor es mantener a los amigos enterados de las comunicaciones que estemos teniendo en línea. Si se va a encontrar con esa persona para por fin conocerse, que sea en un lugar seguro y que otras personas estén envueltas en ese encuentro. Además, hay que verificar la identidad con las cosas que le va diciendo mientras se conocen. Aún así nunca se sabe, es un riesgo que se toma, pero es el mismo riesgo que se toma cuando uno sale a una barra y se pone a hablar con un desconocido, por eso siempre hay que tener sentido común y ser cuidadosa.

P: ¿Cuál es su análisis sobre la situación actual de la desigualdad de género? ¿Qué retos tenemos pendientes?

A: Tenemos tantos retos pendientes. Es increíble que en el 2016 todavía exista desigualdad en darle la misma recompensa económica a una mujer que a un hombre por hacer exactamente el mismo trabajo.

Hace muy poco hubo un caso en la Universidad de Stanford, Estados Unidos, donde un tipo que violó a una muchacha recibió solo seis meses de cárcel, a pesar de que habían testigos que observaron la violación. Terrible. Así, hay un montón de ejemplos que podría seguir mencionando. Sin embargo, llevo aproximadamente dos años escuchando mucho a los medios de comunicación cuestionando sobre este tema y educando a la población, así que hasta me entusiasma que me haga la pregunta.


P: ¿Hasta donde los estereotipos de género afectan las relaciones sexuales?

A: Afecta en todo porque hay una expectativa de cómo se debe comportar alguien según roles preestablecidos. Los seres humanos somos un poquito de todo, las mujeres podemos más sumisas un día y otro día sacar las garras y ser fieras; igual que un hombre –que siempre se asocia con ser fuerte y más agresivo– puede ser tierno y súper suavecito, romántico y cálido.

Nos limitamos como seres humanos cuando dividimos por roles de género. Limitarnos nunca es bueno y es lindo celebrar las diferencias. Hay personas de todo tipo: femeninas, masculinas, transgénero, homosexuales..., para mí todo es lindo y debemos abrir el espectro para que todos se sientan cómodos siendo como son.

P: Con su experiencia, ¿ha notado avances en el tema de educación sexual?

A: Hay mucho trabajo que hacer con respecto a los chicos en temas de educación y sexualidad, y más en un mundo que por fin le está dando prioridad a que todos nos respetemos tal cual somos. En los últimos años ha habido un mayor debate, por ejemplo, el caso de la transexual Caitlyn Jenner, que a nivel global es una figura importante, nos da la posibilidad de hablar de estos temas y educar a los más pequeños; porque de lo contrario, se van a confundir cuando vean en la vida ejemplos de nuestra diversidad real. Eso es parte de una educación sexual integrada, la educación sexual no es solo hablar de las cuatro técnicas de sexo oral sino también todo lo que tiene que ver con nuestra manera de relacionarnos con los otros.

P: En su próxima visita a Costa Rica, estará dando una charla en Expo Mujer Perfil, ¿qué nos puede adelantar de esa presentación?

A: Me voy a enfocar en nosotras las chicas y voy a presentarles una charla que tiene que ver con el tema de la diosa erótica. La diosa erótica es el título de mi segundo libro que tiene que ver con la sexualidad femenina y yo siento que las mujeres somos todas diosas eróticas... algunas la tienen escondida bajo candado y llave, pero está ahí adentro porque es parte de la esencia femenina. 

Lea también: "Alessandra Rampolla estará en feria Expomujer Perfil".

"Mi misión es que ustedes conecten con ese lado erótico y se empoderen al conectar con la sexualidad"

P: ¿Cómo le ha ido con el programa de televisión "Escuela para maridos"?

A: Estoy feliz, acabamos de terminar de grabar tres temporadas en Argentina, Colombia y México, y grabaremos más programas con la cadena FOX para final de año. Si bien es un programa de entretenimiento y no es una terapia de grupo, sino una cosa mucho más lúdica, sí es una oportunidad de analizar el tema de la pareja desde situaciones reales. Yo siempre he dicho que para formar pareja, y para ser mamá y papá, es decir las cosas más importantes de la vida, nunca nos han dado cursos, todo mundo las hace viendo a ver cómo le sale; pero ahora se le está dando importancia para entender cómo funcionan estas dinámicas.

P: Además, de su trabajo en televisión, ¿a qué otras labores se está dedicando?

A: En verano me dedico a ir Costa Rica y hacer unos viajecitos similares para realizar presentaciones particulares en algunos países de América Latina; y en mi casa en Puerto Rico me estoy mudando, entonces se pueden imaginar la loquera: cajas, polvo, organización, mover muebles; pero estoy muy contenta con mi casita frente a la playa.

P: Hace 8 años se sometió a una cirugía para bajar de peso, ¿cómo se siente en este momento?

A: Me siento súper bien. Yo bajé, me mantuve en mi peso y hace como dos años bajé un poco más de "sopetón", sin hacer nada, como que mi cuerpo decidió que necesitaba estar un poco más liviano. Así que he estado un poco más flaca en estos últimos años, pero con muy buena salud y cuidándome mucho. Sigo contenta con mi decisión porque me cambió la vida de muchas maneras y me regaló mucha salud.

P: ¿Cómo es Alessandra Rampolla en el amor?

A: ¡Romántica! Aunque depende del momento del día y del año, pero en este momento me siento que soy una mujer que se quiere sentir querida, apapachada y mimada.

P: ¿Qué hay de ese novio colombiano?

A: Es una relación nueva, nos estamos conociendo y disfrutando mucho, pero aún no es nada serio ni formal. Estoy muy contenta. El colombiano tiene sazón.

P: ¿Cómo elige usted a sus parejas?

A: Yo trato de fijarme en lo que yo siento que es buena calidad de ser humano y tiene mucho que ver con energía y con vibras. Literalmente yo busco bondad en los ojos de las personas. Me atrae mucho mucho mucho la inteligencia, el humor y que sea un tipo emprendedor.

P: ¿Siguen sus planes de convertirse en madre?

A: Yo sigo con mis planes de ser una mujer feliz. La maternidad siempre ha sido un sueño, yo he sido muy abierta en ese tema, pero también estoy cómoda con la idea de tal vez no sea para mí en esta vida.

Estoy tranquila con el tema porque me parece que mi vida está llena de cosas extraordinarias y tal vez me toca tener estas experiencias y no otras. Mi vida como la llevo, es un camino que vengo eligiendo y que me hace muy feliz. Así que, si viene: fantástico, y sino: fantástico también porque me toca vivir otras aventuras.

Créditos: 

Fotografía: Juan Hitters
Maquillaje: Valeria Panizo 
Peinado: Luciana Speranza
Estilismo: Anna Ganz


PUBLICADO: 04 de Julio, 2016 AUTOR: