Eugenia Zamora: "El abstencionismo no es responsabilidad del TSE"

  • Conversemos

  •  

P-- ¿Está sorprendida de los primeros resultados de esta elección?
E-- No, no. Por lo menos no desde el punto de vista de que llegaríamos a una segunda elección, pero tampoco podíamos asegurarlo. Lo importante es que estábamos preparados.

P-- ¿En algún momento se siente tentada a emitir algún criterio sobre la contienda?
E-- A veces hablamos sobre las propuestas de las distintas áreas. Este proceso fue tan rico para nosotros como para cualquier ciudadano. No solo no podemos decir nada a lo externo o en público, sino también a lo interno: el árbitro tiene que ser absolutamente imparcial y cuidadoso. Eso no le impide ir conociendo mejor a los jugadores.

P-- ¿Cómo puede un ciudadano ejercer una participación dentro del Tribunal Supremo de Elecciones, cómo se da la retroalimentación?
E-- Todos tenemos email. Todos pueden escribirnos. El tema es que no todas las consultas las podemos contestar porque si requiere interpretación de la norma, entonces hay que remitirla al Tribunal como un órgano. También está el número 800-elector para presentar denuncias.



P-- ¿Las denuncias después de cuánto tiempo se atienden?
E-- Depende. Si es porque están haciendo una caravana y no tenían permiso, ahí mismo va el delegado y detiene la caravana.

P-- En todas las campañas hay un secreto a voces: que algunos partidos le pagan a la gente para que asista a sus manifestaciones. ¿En ese caso, cómo funciona el sistema?
E-- Comprar el voto es un delito y requiere de un debido proceso. Los delitos electorales en Costa Rica los ve el juez ordinario, o sea, no los ve el TSE. El TSE lo ve y se da cuenta de que es cierto que a una señora le están pagando, puede configurar delito, el Tribunal lo pasa al Ministerio Público.

P-- Pero no se ha condenado a nadie.
E-- Hasta el momento no. Todo está en análisis.

P-- Costa Rica mantiene un nivel de abstencionismo que no baja, más bien sube en esta elección en un 31,7%.  Hay multiplicidad de opciones, pero sigue habiendo gente que no vota. ¿Cómo lo interpreta usted?
E-- No comprometo al Tribunal en esto, esta es mi opinión: el tema del abstencionismo no es función ni responsabilidad del TSE. Pasa más bien por la oferta político-partidaria. Corresponde a los partidos políticos encantar electores. Hay que reconocer el derecho de las personas a participar o no, a involucrarse o no, yo creo que hay gente a la que no le interesa y otra que confía en que los que participen resuelvan por ellos.

P-- Entonces esa obligación que tenemos de votar, “es mantequilla”, es de mentiras.
E-- En Costa Rica no hay sanción para quien no vota. Entonces no nos podemos comparar con otros en los que votan todos porque si no votan hay sanción.

P-- ¿Qué hace el TSE al respecto?
E-- Se hace un análisis de las causas del abstencionismo en la elección 2006, 2010 y ahora recientemente hubo otro, en convenio con la Universidad de Costa Rica. Se incluye un capítulo con diferencia por género, otro por zona rural o urbana. Una obligación que sí es del TSE es eliminar cualquier obstáculo por razones técnicas: que no pueda ir a votar porque vive muy lejos o porque no se le entregó la cédula. Pero queda demostrado que esa no es una razón por la que no voten los costarricenses.

P-- El financiamiento de partidos políticos es inequitativo para los partidos minoritarios: los bancos no les dan dinero porque no repuntan en las encuestas. Ustedes presentan el año anterior un proyecto de ley para introducir franjas electorales en medios de comunicación. ¿Es esto suficiente para atacar el problema de fondo?
E-- El problema principal en opinión al Tribunal es un tema de inequidad en la contienda electoral entre los partidos que participan de ella. Es un tema del diseño electoral que no se va a arreglar con el tema de las encuestas y la emisión de bonos. El objetivo del proyecto es abaratar el gasto electoral e incluir elementos de equidad. El TSE propuso que el transporte público sea gratuito para todos en las elecciones y que los medios de comunicación concesionarios del Estado tienen, desde el día de la convocatoria hasta el día de la elección, que dotar a los partidos políticos de un espacio igual para publicidad. También dice que el adelanto debe ser del 50% para partidos políticos.

P-- ¿Cómo avanza el proyecto?
E-- No se ha discutido hasta la fecha. No tuvo apoyo de la academia, de formadores de opinión y los medios de comunicación lo criticaron. Más del 60% del presupuesto de campaña va para medios de comunicación y este tipo de franja está aprobada en 21 países de América Latina, solo no lo tenemos Haití, Costa Rica, Honduras y Panamá. Es importante porque ataca directamente el problema de fondo, que es un problema de inequidad en la contienda.

P-- ¿Cómo se le dará seguimiento a ese proyecto?
E-- Habrá que ver, después de que pase esta elección viene una nueva Asamblea Legislativa. Habrá que ver cuál es la vía, pero intentaremos convencer a los distintos grupos interesados en el tema porque esa es una pequeña mancha que tenemos. Los funcionarios del Tribunal sí funcionan como expertos técnicos a la mano del legislador para que ellos puedan consultar.

P-- Pero sigue habiendo un problema: los bancos le prestan dinero a los partidos políticos basados en encuestas y las encuestas, está demostrado, no proyectan el futuro de la elección.
E-- El tema de fondo no tiene nada que ver con que usen o no las encuestas en los bancos. El tema de fondo es la inequidad. El problema de los partidos en esta elección es que hubo una acción de inconstitucionalidad y no pudieron acceder a bonos hasta noviembre, entonces recurrieron a préstamos bancarios de difícil acceso. Igualmente, financiarse por medio de bonos sigue siendo un problema. Por eso el tribunal dijo en audiencia de la Sala Cuarta que, aunque el código era constitucional, considerábamos que los bonos son inconstitucionales. Pero aún así, la sala determinó que sí eran constitucionales para pagar la pauta publicitaria en medios de comunicación.

P-- Sin embargo, el problema de las encuestas está  latente: las personas siguen pensando en que pueden proyectar el futuro de la contienda, cuando no es así. La Organización de Estados Americanos (OEA) le pide al Tribunal que exija más garantías a las casas encuestadoras.
E-- El problema es que definan o guíen por quién votar o por quien no porque, aunque esto que voy a decir es políticamente incorrecto, la gente no lee: había que leer también la parte en la que decía que buena parte del pastel estaba indecisa.
“Anteayer firmamos un documento sobre esto: el actual código dice que las empresas que quieran hacer encuestas o sondeos, desde el día de la convocatoria tienen que registrarse en el TSE, pero no pide que depositen el instrumento o la metodología. Solo la pedimos si existe una denuncia formal. A partir de ahora, sí vamos a pedir que depositen la metodología”.

P-- Usted ha sido una férrea defensora de los derechos electorales de las mujeres. Este año hubo un problema que se hace evidente con el 80% de las mesas escrutadas: las mujeres perdimos protagonismo en la Asamblea Legislativa. ¿Lo considera un fracaso de la ley de paridad?
E-- Nosotros no nos podemos referir como Tribunal a este tema porque sería especulatorio. Aún hace falta escrutar una quinta parte de las mesas electorales. Hasta que no abramos las tulas, no podemos adelantar cómo va a operar la paridad de diputadas. Además, no podemos evaluar el avance de este sistema nuevo hasta que se aplique la paridad en los seis ámbitos que debe aplicarse. Hasta el momento falta una de las seis áreas que hay que observar. En presidentes se cumplió a rajatabla.

P-- El problema se hizo evidente desde las papeletas de diputados. La mayoría de los partidos colocó a las mujeres en el segundo puesto y no a encabezarlo.
E-- Puede ser. En el proyecto de código que presentó el Tribunal no solo incluía la paridad y la alternancia. Aparte de ambas propuestas que se aprueban en el 2009, propone también que los encabezamientos sean al azar, por rifa. El legislador desecha eso y dice que los partidos pueden decidir el sexo de la persona que encabeza la papeleta. Ahora hay otro proyecto que propone la paridad horizontal, presentado por diputadas de la Comisión de la Mujer.

P-- ¿Cuáles son los retos más importantes que ustedes han detectado en esta elección con respecto al proceder del TSE?
E-- En cuanto a paridad, una vez que pase la elección del 2016, el TSE debe entrar a hacer una evaluación y procesarla a ver qué resultados nos da.
“En términos electorales el reto más grande es el voto electrónico. El proyecto es muy caro y por eso el Tribunal no ha podido aplicarlo. Se quiso aplicar en voto en el extranjero, pero las pruebas no fueron exitosas. Falta mucho en el tiempo para el 2018, pero eso hay que dejarlo preparado.
Otro de los grandes retos es el proyecto de ley que presentó el Tribunal con respecto a las franjas electorales, introducir equidad en la contienda desde los medios de comunicación, pero eso le corresponde al legislador, la parte nuestra ya la hicimos.


PUBLICADO: 24 de Marzo, 2014 AUTOR:

Etiquetas