Michelle de Matheu diseña su propia industria

  • Conversemos

  •  

A su corta edad, la artista Michelle de Matheu ha conseguido sus sueños y no se detiene; todo lo contrario, sueña con más. Esta diseñadora costarricense se graduó de Parson The New School for Design y a través de su marca Michelle de Matheu Prêt-à-porter le propuso a las mujeres costarricenses un sencillo –pero elegante– estilismo, no en vano fue contactada para ser la diseñadora del vestido que utilizó la Primera Dama, Mercedes Peñas en el traspaso de poderes el 8 de mayo.

Sin embargo desde el 2012, se mudó a París para obtener su posgrado en el Instituto Marangoni y allí descubrió una ciudad que la enamoró, inspiró y la llevó a plasmar los secretos de la arquitectura, el arte y el romanticismo de la capital francesa, en una nueva colección que dejaría a todos sin aliento en el pasado Mercedes Benz Fashion Week San José.

FOTO: Germán Fonseca ampliar
"Europa es un tesoro en el tema de aprendizaje, la vena artística, las personas, las técnicas, es un universo nuevo. París tiene riqueza histórica y una belleza única, está lleno de detalles y eso para mí es muy especial. Me gusta porque es una cuidad en balance, es muy movida pero en ciertas horas del día se detiene y da espacios para saborear y sentir la vida"

Actualmente, su nueva residencia en la ciudad cosmopolita de Nueva York, le ha brindado nuevas perspectivas y nuevos retos. Aún así, París no la deja marcharse y la atrae pero ya no como la estudiante, sino como representante de una marca de lujo en el campo de la belleza: Guerlain.

Esta joven supo desde niña cuál era su vocación. "Como a mis 4 años me di cuenta de la conexión que tenía con la moda. Me sentía atraída por los textiles, los accesorios, las texturas, hacer combinaciones y mezclarlo todo. Mi madre fue clave en mi desarrollo como diseñadora porque siempre respetó, fomentó y me permitió la creación de mi estilo personal. Ella decía que sin estilo no hay esencia, siendo una mujer muy segura a la hora de vestir, fue como me mostró la belleza que encontramos en la conexión de sentir, fusionado con los colores, distintos talles, prendas y toques personales".

La mujer que viste con Michelle de Matheu es, en sus palabras, "una ciudadana del mundo, no tiene edad y se sienten identificadas con una prenda, o con una silueta".

La costarricense considera que en su país hay una evolución muy importante en los últimos años en las propuestas de muchos colegas así como estudiantes en diseño. "Hay una muestra positiva del gran talento y eso nos reta a los que estamos desarrollando a seguir luchando, creando y creciendo".

Actualmente, trabaja desde Nueva York en varios proyectos, entre ellos está expandir su marca a otros mercados. Michelle está empezando su nueva colección para el 2015, tanto en joyas como prendas de vestir. Este setiembre 2014 lanzará su primer "Coffee Collection”, una colección inspirada en el grano de oro, que se llamará Mandala Coffee. Una marca de café que viene a presentar siete variedades distintas del producto costarricense en el mercado internacional.