Karina Ramos, una miss sin maquillaje ni retoque

  • Conversemos

  •  

Sin maquillaje de Miss, sin retoques de Photoshop, sin peinados elaborados, sin una guía de preguntas previas... esta es simplemente Kary. Reconocemos su cara porque desde los ocho años debutó en el programa RG Elementos, ha hecho comerciales, a los once trabajó en radio VOX y a los 15 fue presentadora de canciones en VM Latino.

Cuenta su madre que desde pequeña, Kari ha sido una empresaria. “Ponía un rótulo en la calle y vendía limonadas, emparedados o cualquier cosa que se le ocurriera”. En la escuela era activa, hablantina y difícil de mantenerla en su silla. A sus 21 años, conserva esa personalidad. Kary asegura que ha querido destacar por ser una Miss Costa Rica atípica, “tengo mi propia empresa y me preocupo mucho por desarrollar mi parte profesional y personal”. Actualmente, es propietaria de una academia de modelaje y estudiante de relaciones públicas en la Universidad Latina.

P: Entonces esta es Karina, con poco maquillaje ni mucho artilugio.

K: Es importante exponer lo que una realmente es, porque las personas imaginan que la Miss Costa Rica siempre es como se ve en televisión o que las modelos siempre lucen tan bonitas como en las fotos. La verdad es que somos personas normales, nos levantamos despeinadas, sin maquillaje y con cara de locas.

P: ¿Cuál es el trabajo una reina de belleza?

K: Una reina de belleza es un ejemplo para muchísimas personas. Hay muchas niñas que la ven como una modelo a seguir y por eso es importante ser alguien que marca una diferencia. Es por esto que me gusta involucrarme en causas sociales.

P: ¿Se veía como una reina de belleza?

K: No. Lo que siempre me había gustado era salir en medios de comunicación. Una vez, pequeña, estaba trabajando en una Teletón y el cantante Luis Enrique me dijo “algún día vas a ser Miss Costa Rica”, y yo me molesté porque no era lo que yo quería. Cuando conocí a Johanna Solano (Mis Costa Rica 2011) fue cuando descubrí que hay una magia en las reinas de belleza. Ella me contó sobre los concursos, los lugares que se conocen, el aprendizaje que se adquiere y así fue como me empezó a entrar la inquietud.Quise intentarlo y a mis 18 años participé en mi primer certamen, en Polonia, y me enamoré. Descubrí que involucra mucho crecimiento personal.

Karina Ramos, Miss Costa Rica 2014
FOTO: Germán Fonseca ampliar

P: Hay un estereotipo de que las Miss son tontas. ¿Qué opina de eso?

K: El papel de la mujer en la sociedad ha cambiado mucho. Las concursantes de ahora son distintas a las de hace 20 años. Hoy en día nos preparamos profesionalmente, somos mamás, somos empresarias, somos mujeres... podemos hacer todo lo que nos propongamos. Creo que la belleza no excluye la inteligencia. Depende de cada persona si quiere encasillarse o no, yo decidí que quería estudiar y crecer.

P: ¿Alguna vez ha sentido que la menosprecian intelectualmente?

K: Me ha sucedido en entrevistas de temas que no manejo, pero más bien son una oportunidad para investigar y aprender nuevas cosas. Lo veo como un reto, una tarea o una oportunidad.


P: ¿Qué es la belleza?

K: Una persona es bella cuando tiene una actitud encantadora, es algo que proviene del interior de cada quien. A veces, no son las caras más bonitas las que nos cautivan, sino las personalidades más amenas, cordiales y accesibles.

P: Dicen que no hay personas feas, sino personas sin plata.

K: Es mentira. Nada tiene que ver el dinero. Yo no creo que se necesiten cirugías plásticas o tratamientos estéticos para ser una persona bonita. Es una cuestión de actitud.


P: Con la tecnología vemos como la belleza se exagera o modifica. Basta colocar un filtro en Instagram o recibir un curso de Photoshop para mejorar las fotos que subimos a las redes sociales.

K: A mí me encantan todos esos recursos porque son herramientas de trabajo para el modelaje editorial, pero en nuestro día a día debemos tener claro que no todo lo que se ve en Internet es lo que parece y no podemos engañarnos con la fantasía de que la de la foto modificada soy yo.Si me tomo 70 fotos y a todas las retoco antes de subirlas, significa que no me estoy aceptando a mí misma; por eso me encantó la idea de Perfil de hacer una sesión sin maquillaje ni Photoshop.

P: Los concursos de belleza son cuestionados por tratar a la mujer como un objeto para admirar.

K: Eso lo creen las personas que no conocen el trasfondo de los certámenes de belleza, porque ven solamente la noche final y a un montón de muchachas bonitas caminando. Ese montón de mujeres tienen sus estudios, se prepararon para llegar hasta ahí, se esfuerzan en el gimnasio para tener el cuerpo que tienen. Hay un reto emocional e intelectual para soportar toda la presión. El concurso va más allá de la belleza y la actitud, hay que tener disciplina y trabajar duro.


Créditos:

Producción Jairo Barrantes

Peinado ID Salón & Spa

Vestuario Coral Boutique

Agradecimiento a Televisora de Costa Rica


PUBLICADO: 06 de Noviembre, 2014 AUTOR: