El cáncer desde la piel de otros

  • Conversemos

  •  

Cáncer no lo tiene una sola persona, sino toda su familia, sus amigos, sus compañeros de trabajo. Cáncer es una enfermedad en compañía. Recibir el diagnóstico es mentalizar a todo un grupo de apoyo para lo que viene: una etapa que se sufre, se vive y se supera de la mano de los seres queridos. Ellos tienen la tarea de apoyar y ayudar a su ser querido; pero no siempre es fácil pues no están exentas de sentir miedo, impotencia o incertidumbre. A veces flaquean, a veces lloran y a veces sonríen cuando ven la valentía de su abuelita, su tía, su madre, su hermana o su amiga.

Este grupo de apoyo también requiere información, comprensión y cariño, para lograr ser el bastión de sus seres amados. Ellas también son luchadoras. Por eso, decidimos hacer un breve homenaje a las historias de quienes están alrededor y darles un espacio para que nos cuenten cómo se vive el cáncer desde los ojos y la piel de los otros.

Especial sobre el cáncer
FOTO: Juliana Barquero ampliar

Yahaira Solís: Mi abuelita, mi mamá y yo

Cáncer es una palabra común en casa. Todo empezó con mi abuela, quien ha padecido tumores malignos en el colon y el estómago. Yo tenía 7 años, cuando a ella la operaron y le sacaron parte del intestino, desde mi infancia sabía que las enfermedades llegan en cualquier momento… y la cura también. Con mi abuelita ocurrió un milagro. Estuvo dos meses sin comer, la internaron y en el hospital nos dijeron que preparáramos todo porque ella no iba a salir con vida. Sin embargo, los planes resultaron ser otros. Ella ahora goza de buena salud y se mantiene tan activa y alegre como yo la recuerdo desde siempre.

Luego, una nueva situación la enfrentamos con mi mamá, quien siempre había sufrido de hemorragias del útero. Consultó con varios médicos pero ninguno le encontraba respuesta a sus síntomas. Finalmente le descubrieron una displasia moderada. Estuvo con tratamientos, entre ellos, quimioterapia, para controlar las células malignas. 

Ahora, los mismos síntomas me aparecieron a mí. Tengo una displasia leve. Por suerte, tengo el apoyo de mi madre que pasó por lo mismo. Los papeles se han ido invirtiendo y el foco de preocupación se mueve de una generación a otra. Sin embargo, como ya viví las enfermedades de mi abuela y mi madre, tengo más confianza en que voy a salir adelante como ellas. Mis modelos a seguir han sido fuertes y ahora es mi turno.

Especial sobre el cáncer
FOTO: Juliana Barquero ampliar
"Desde mi infancia sabía que las enfermedades llegan en cualquier momento… y la cura también"

Solana Schumacher: Viví la incertidumbre por un año

Tengo una tía que tuvo cáncer y la operaron. De ella aprendí todo lo que no hay que hacer, porque se aisló completamente. Así que cuando a mí me empezaron a crecer los senos, sin saber si los quistes eran cancerígenos o no, intenté hacer las cosas a mi manera, sin haber aprendido de nadie; es decir, enfrentando la vida y siguiendo adelante.

Me tuvieron que hacer una reducción de senos porque tenía quistes que no paraban de crecer. No supe hasta después de la operación si eran células cancerígenas o no. Al final, las biopsias determinaron que eran masas de células benignas pero igual había que sacarlas. Antes de eso, mi busto era excesivamente grande y me estaba afectando en todos los aspectos de mi vida: fui juzgada, acomplejada, padecía de dolores de espalda y escoliosis, tuve que abandonar la danza y mi autoestima iba a pegar contra el suelo.

La incertidumbre de no saber si tenía cáncer o no, fue una de las cosas más duras que he vivido. Además, como fui adoptada y no tengo conocimiento de mi historial médico familiar, desconocía el nivel de riesgo. Sin embargo, la esperanza de dejar de ser copla doble D, me dio ánimos para enfrentar las cosas y saber que todo pasa por algo. La noticia de una cirugía para quitarme las mamas no me impactó. Siempre he sido consciente de que todos los seres humanos estamos expuestos a enfermedades. Lo enfrenté bastante bien, al menos eso creo. La mejor actitud es la aceptación. Pensar que a uno no le puede pasar nada, nos hace más vulnerables. Hay que estar listas, somos personas, pasan cosas. 

"La incertidumbre de no saber si tenía cáncer o no, fue una de las cosas más duras que he vivido"

Nicole Romero: Mi mejor amiga me enseñó cómo se lucha

El cáncer ha sido muy cercano a mí. Mi mejor amiga se llama Lusannia Víquez, hemos sido amigas desde que tenemos 12 años, actualmente ella es presentadora de Informe 11 y hace cuatro años  le diagnosticaron el cáncer de mama. Ella siempre se ha caracterizado por ser muy positiva y muy coqueta. Ha estado a mi lado en todos los momentos difíciles y me ha ayudado en muchas ocasiones, desde enseñarme a maquillarme hasta darme un buen consejo.Cuando le diagnostican la enfermedad, estábamos en una cena de navidad y fue duro porque nadie se lo esperaba.

Fue duro y triste presenciar el proceso y ver cómo se le iba cayendo el cabello. Yo soy muy sensible y mas bien Lusannia me dio una lección de tenacidad porque a pesar de lo que estaba viviendo, ella siempre aparecía con una sonrisa en el rostro. La admiro porque me enseñó que uno siempre puede superarse a pesar de lo que pase. Todo esto me enseñó a valorar la vida, a ser consciente de que estamos expuestas a que nos surjan enfermedades; me ayudó a ser fuerte y valorar cada minuto al lado de las personas que quiero.


Elena Hidalgo: Soy la nieta de una paciente con cáncer

Mi abuelita tiene 97 años y padece de cáncer oral. Ella es una mujer fuerte, hay días en que su estado de salud se complica y al día siguiente la vemos caminando por toda la casa con andadera y velando por su familia. Mi papel como nieta es darle cariño. La visito, le dedico tiempo, le cambio la ropa, la acaricio, la peino y escucho las historias que me cuenta. Siempre he pensado que tengo que aprovechar a mi abuelita hasta el último momento y estarle diciendo lo mucho que la admiro y la quiero. Además para mí ha sido una lección que me han dado mis padres, pues ahora ellos atienden a mi abuela y le retribuyen todos los cuidados que ella en algún momento les entregó.

Producción: Jairo Barrantes / Fotos: Juliana Barquero / Modelos: Elena Hidalgo, Yahaira Solis y Nicole Romero de HSM y Solana Schumacher de Unique / Asesora de Moda: Adrianna Chinchilla / Maquillaje y Peinado: Velvet Salas / Referencias de vestuario: Siman (Tel.:2505–3300) / Gef (Tel.: 4031–0271) / Sprinfield (Tel.: 2519–9202) / Toms (Tel.: 2226–8661).

PUBLICADO: 03 de Octubre, 2014 AUTOR: