Glenda Umaña, una pausa para replantear prioridades

  • Conversemos

  •  

La periodista costarricense asegura que su paso por el noticiero CNN le dejó una huella que ahora le ayuda a emprender nuevos proyectos. Tras su salida, hace más de tres meses, se ha centrado en replantear prioridades.

P. ¿Qué ha aprendido ya fuera de CNN?

G. He aprendido que en la vida a veces uno tiene un guión y una dirección que no dependen de uno. Es muy interesante esa adaptación, he aprendido en mi caso que ha sido una bendición tener el apoyo no solo de la familia.

P. En su paso por CNN se convirtió en más que una presentadora, es toda una figura pública.

G.Yo no era tan consiente de que la figura de Glenda Umaña de CNN no me pertenecía a mí, sino era una figura de los costarricenses. Todavía mucha gente se me acerca y me dice cosas. En aquél momento le dolió a todos, pero es una oportunidad para ver cosas nuevas, ver la vida diferente y establecer prioridades. Yo todavía creo que estoy en un proceso de transición, no sé si ya lo asimilé. Aveces me da un poquito de tristeza y nostalgia, pero aveces digo: ¡qué maravilla, no! Claro que aquí se requiere un poco más de disciplina.

Glenda Umaña trabaja en proyecto personales luego de su despido de CNN.
FOTO: José Diaz ampliar

P. ¿Cuáles son esas nuevas prioridades?

G. Estoy trabajando en la empresa nueva de servicios periodísticos y relaciones públicas. Siempre ligados al acontecer. Hay un posible proyecto de incorporación a algo digital. Tengo como unos cuadros de distintas cosas y todo me gusta. A corto plazo tengo que ir a México, Boston y Miami por eventos que me han invitado.

Acá en el país me sentí muy agradecida con la invitación al Celac, es muy diferente a lo que venía haciendo y no estar en ese momento como prensa me permitió estar en el salón de presidentes y enterarme de cosas que no se pueden decir. Por supuesto, respetando el papel diferente que uno estaba haciendo ahí.

Luego, tratando de dar un poquito de uno con distintas fundaciones. Una de ellas es la fundación Rahab en Costa Rica, a nivel internacional en Habitad para la Humanidad.

P. ¿Este proyecto que tiene en mente es aquí o en el extranjero?

G. A nivel internacional.

P. ¿Este tiempo le ha permitido reencontrarse?

G. Yo creo que hasta el momento no he tenido esa oportunidad de retiro, de silencio. Porque desde que salí y ya han pasado más de tres meses todo ha sido muy intenso. No he tenido esa oportunidad pero Dios sabrá en qué momento tiene ese silencio. Sí, uno hace más reflexión.

P. ¿Qué barreras le ha tocado romper como mujer?

G. Cuando empecé a estudiar periodismo recuerdo que era una carrera que no tenía tanto prestigio y el hecho de trabajar en televisión significaba que nos vieran como modelos y ahí tuvimos que marcar esa pauta de que somos periodistas y no modelos. Entonces, por esa parte un poco difícil y también aprender en el proceso que uno tiene de defenderse. En CNN nunca pasé por algo así. En mi caso fue indispensable el apoyo de mi esposo que me ayudó con mis hijos, especialmente cuando pasé seis años trabajando todos los fines de semana. Siempre luchando por ese metro cuadrado que es la familia.

También veo que hay mucha injusticia todavía contra la mujer. Estaba leyendo que una mujer estaba solicitando un préstamo para una empresita y lo que le dijeron "bueno, mejor que venga un hombre"; ¿cómo es posible que aún pasen esas cosas?

Creo que entre nosotras mismas falta más apoyo. Para ayudar no es necesario ir muy lejos. Muchas veces en nuestro propio metro cuadrado hay necesidades y tenemos que estar pendientes.

P. Como periodista ¿A quién le hizo falta entrevistar?

G. Bueno, uno se dirige a muchos. En este momento a Cuba y sé que cuesta que hablen, inclusive ahora que fue la reunión de Celac tuve cierta cercanía. Creo que el presidente Raúl Castro quiere hablar, quiere contar y hablar sin tapujos. También respeto y entiendo a todas las personas cubanas que han sufrido muchísimo, cuyos familiares han muerto y torturado. Hay que tener un balance.

P. ¿Cuáles son los temas que más la mueven?

G. Siempre uno vive apasionado por la noticia de última hora. Me preguntaban si me sentí mal por no estar al aire con el anuncio entre Estados Unidos y Cuba, pero ahora las redes sociales dan tanta ventaja que me permitieron informar a través de registros de otros medios.

P. ¿Volvería la televisión?

G. No veo porqué no. No tanto una rutina de lunes a viernes. Pero sí más coberturas especiales, documentales, entrevistas, programas especiales, eso me gustaría. Yo siempre digo que esta es una profesión de servicio entonces solo Dios sabe que tiene para uno.

PUBLICADO: 25 de Marzo, 2015 AUTOR: