Irene Suárez, especialista en cambio climático

  • Conversemos

  •  

Creció en medio de la contradicción. Sus familia siempre tuvo conciencia sobre las acciones individuales para colaborar con el medio ambiente, pero su padre era empresario de la industria petrolera. Eso la hizo más crítica ante las necesidades de alternativas diferentes de energía.

Irene Suárez es licenciada de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y tiene una maestría en Estudios de Desarrollo en el Instituto Internacional de Estudios Sociales, en Holanda. Sus especializaciones la han hecho experta en el tema de resilencia, es decir, la capacidad de los ecosistemas de volver a su estado original luego de haber sufrido una alteración.

Suena complejo, pero ella lo hace fácil: “Costa Rica es istmo, conectamos dos continentes y estamos rodeados por dos océanos, eso nos hace muy vulnerables ante desastres naturales y la resilencia es la capacidad para estar preparados para enfrentar esos acontecimientos”.

Irene Suárez, especialista en cambio climático
FOTO: Carla Zurita ampliar

El cambio climático le preocupa porque el calentamiento global hace subir las mareas, desaparecer especies y modifica ecosistemas. Su enfoque es desde el desarrollo, “cambio climático es un tema ambiental pero también de progreso”, por eso, le apasiona trabajar con comunidades, gobiernos locales y estatales, y organizaciones no gubernamentales.

Se ha desarrollado como consultora, estableciendo propuestas para que las comunidades y los países se adapten para reducir su vulnerabilidad y sean poblaciones más responsables ambientalmente.

Irene participó en la Comisión Mundial sobre Areas Protegidas y fue asesora de la Fundación EcoEnterprises; además, es cofundadora de Progressum en Costa Rica y por siete años fue asesora de The Nature Conservancy, donde creó programas de resilencia para Latinoamérica. También ha estado involucrada con la academia, trabajó con la Universidad Earth como la responsable de la capacitación social y ambiental, y fue profesora en la Organización de Estudios Tropicales (OET).

Entre los años 2007 y 2011 tuvo el honor (así lo dice ella) de formar parte del equipo que representó a Costa Rica en negociaciones de cambio climático. “Defendimos que todos los países debían hacer lo posible para reducir las emisiones y no llegar a un incremento de más de 2°C; incluso, Costa Rica tenía la posición de no llegar a 1,5°C”.


PUBLICADO: 21 de Julio, 2014 AUTOR: