Irina Bokova. “Sin cultura no hay humanidad”

  • Conversemos

  •  

A Irina Bokova, directora general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés), le bajaba un hilo de sudor por la frente y, en el cuello, un mosquito le acababa de dejar un punto rojo y brillante. Los zancudos en Costa Rica no discriminan. 

Irina Bokova visitó la zona sur de Costa Rica
FOTO: Ronald Pérez ampliar

Era 4 de mayo y el calor se combinaba con la humedad en la península de Osa de Costa Rica, sitio paradisíaco incluso para quienes están acostumbrados al trópico. Era la primera vez que Bokova visitaba Costa Rica y lo hacía por dos razones: el país era la sede de un encuentro mundial de periodistas y era la oportunidad de conocer las esferas de piedra de Osa, candidatas a ser Patrimonio de la Humanidad. Estaba ahí, en medio de un bananal, para conocer el sitio arqueológico de Finca 6 y dar su veredicto, lo más importante no es que las esferas lleguen a la lista final, porque antes de ello hay que garantizar que el turismo y el desarrollo a su alrededor sean sostenibles. 

Irina Bokova, directora general de la Unesco, visitó Costa Rica en mayo del 2013.
La directora general de la Unesco visitó nuestro país en mayo de 2013, con el propósito de conocer las esferas de piedra de la Península de Osa, candidatas a ser Patrimonio de la Humanidad y para participar en el encuentro mundial de periodistas, del cual Costa Rica fue sede. FOTO: Rónald Pérez ampliar

También vino a hacerle homenaje a Reeyot Alemu, periodista etíope, encarcelada por sus críticas al gobierno, que recibió el premio a la libertad de expresión otorgado por la Unesco. En esos dos días, departió con Perfil y con varios periodistas nacionales e internacionales en medio de conferencias de prensa y caminatas por la montaña.. 

“La igualdad de género es el gran desafío del siglo XXI”

P: Usted es la primera mujer que ocupa el cargo de la dirección general de la Unesco, ¿ha sido un reto estar en un puesto en el que solo habían participado hombres? 

I: Es una cuestión muy compleja. Por un lado, puedo decir que no hay una diferencia grande, pero pienso que no estaría diciéndole la verdad porque sí hay una diferencia. Me parece que todavía las expectativas sobre una mujer en un puesto como este son más grandes. Desde el principio me han dicho: ah, usted es la primera mujer entonces usted va a hacer muchas cosas más. Creo que la igualdad de género es el gran desafío del siglo XXI porque no es cierto que es fácil, hay muchos retrocesos, desdichadamente. Y no es una cuestión solo de igualdad. Es una cuestión de desarrollo económico y social, de justicia, de cohesión de sociedades. Porque las sociedades que no tienen igualdad de género pierden el talento de una gran parte de su población.

P: ¿Lo ve como un aporte en la lucha de derechos por las mujeres?

I: Estoy muy orgullosa porque recibí miles de mensajes, cartas de todas partes del mundo, mujeres que me han dicho que esto les sirve como un modelo para tener ambiciones más altas.

P: Ayer rindió homenaje a Reeyot Alemu, periodista que está encarcelada en Etiopía ¿Cómo le impactan, a nivel personal, las historias de mujeres que sufren este tipo de injusticias?

I: Desde luego estaba muy emocionada con esta historia de coraje de esta mujer joven y muy valiente. Ya hemos establecido diferentes redes de mujeres periodistas en diferentes partes del mundo. Es muy frecuente que las mujeres sean acusadas e incluso encarceladas. Lo que quieren es que ellas se queden en sus casas, hacerles creer que ese es su lugar. Reconocemos las diferentes circunstancias en las que se desenvuelven las mujeres. Especialmente cuando hay conflictos armados o están trabajando en situaciones complicadas. Debemos hacer conciencia pública del acoso que sufren las mujeres. La impunidad no es aceptable.


"Pienso que la igualdad de género es el gran desafío del siglo XXI porque no es cierto que es fácil. Hay muchos retrocesos y no se trata solo de igualdad, es cuestión de desarrollo económico y social, de justicia, de cohesión de sociedades. Las sociedades sin igualdad pierden el talento de una gran parte de la población."


“La cultura mueve el desarrollo”

P: ¿Qué le pareció la experiencia de visitar un sitio arqueológico en medio del trópico y la comunidad?

R: Siempre es emocionante cuando una toca una cultura muy lejana a la propia. La curiosidad, el desafío de explicar, de analizar, de hacer los vínculos, la relación con otros y lo que a mi juicio es más importante: ver todos los esfuerzos de las autoridades locales de involucrar a la gente en esta búsqueda de sus raíces. Eso es muy, muy importante. Y el trabajo debe continuar de todas maneras. P: ¿Ahora que lo ha conocido, cuáles cree que son los retos a los que se enfrenta Costa Rica para que las esferas lleguen a ser Patrimonio de la Humanidad?R: Nosotros sabemos que el proceso de inscripción es motivo de orgullo para cada país participante, pero no es lo más importante. Hay que sensibilizar a las comunidades locales para apropiarse del legado de las civilizaciones pasadas. Debe promoverse un desarrollo sostenible: un sitio inscrito en la lista de Patrimonio Mundial provoca el interés de todo el mundo y decimos, de vez en cuando, que hay sitios que son víctimas de su propio éxito. 

P: Un periódico de circulación nacional menciona hoy que la cultura puede llegar a ser el nuevo petróleo de un país. 

R: Lo comparto. Para la Unesco, cultura y desarrollo están muy vinculados; estamos convencidos de que hoy, con todas las crisis financieras, políticas, de medio ambiente, las industrias culturales crean empleos y contribuyen a su Producto Interno Bruto, con cifras impresionantes. Seis, ocho, quince por ciento. Estas industrias creativas y culturales son un motor de inclusión social de los grupos marginados que luchan contra la violencia.

P: ¿Cómo se vinculan cultura y desarrollo sostenible?

R: Hay un gran debate dentro de Naciones Unidas y la comunidad internacional sobre los objetivos que representan el desarrollo sostenible para el futuro. Nosotros aspiramos a que la cultura sea reconocida no como un objetivo sino como un método, como un instrumento para lograr otros objetivos de desarrollo sostenible. Y por eso la cultura debe ser reconocida como parte de nuestro esfuerzo por el desarrollo sostenible. Sin cultura no hay humanidad. No hay resistencia a las crisis. No hay movilización social. 

¿Quién es Irina Bokova?

Nació el 12 de julio de 1952 en Sofía, Bulgaria. Su padre fue editor del principal periódico comunista durante la Guerra Fría, por lo que creció muy de cerca de la política. Estudió en el Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú, así como en la Universidad Maryland y la Universidad de Harvard en Estados Unidos

Empezó en el 1977 a trabajar en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bulgaria lo que le permitió representar a su país en las Naciones Unidas. También fue diputada del Partido Socialista Búlgaro  e, incluso, colaboró en la elaboración de la nueva Constitución en su país.  Su trabajo en diferentes áreas le permitieron participar por la dirección de la Unesco en el 2009, convirtiéndose en la primera mujer en el ocupar el cargo.

PUBLICADO: 24 de Febrero, 2014 AUTOR: