Tras 36 años de búsqueda, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo halla a su nieto

  • Conversemos

  •  

Hoy fue el último día en que Estela de Carlotto esperó a su nieto. Después de 36 años, la abuela más célebre de Argentina recuperó a "Guido", desaparecido durante la dictadura militar que gobernó ese país entre 1976 y 1983.

De Carlotto, de 83 años, es la fundadora de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, que ha hallado otros 113 niños que nacieron en centros clandestinos de detención y tortura. Según la organización, alrededor de 500 niños fueron separados de sus madres y apropiados por cómplices del régimen.

"Gracias a Dios, gracias a la vida, porque lo que yo quería era no morirme sin poder abrazarlo y pronto lo voy a poder abrazar", dijo de Carlotto en conferencia de prensa efectuada en la sede de la organización.

Estela De Carlotto halló a su nieto Guido el 5 de agosto de 2014, tras 36 años de búsqueda.
FOTO: AFP ampliar

Su hija, Laura, dio la luz a Guido el 26 de junio de 1978. Apenas pudo pasar unas cinco horas al lado de su hijo. Luego fue asesinada y su cuerpo fue entregado más tarde a su madre. El bebé fue criado por una familia cercana al régimen, bajo el nombre de Ignacio Hurban.

Estela aún no conoce personalmente a su nieto, ahora un hombre que vive en Olavarría, 350 km al sudoeste de Buenos Aires. El hallazgo acaba con casi cuatro décadas de búsqueda de una mujer, cuyas circunstancias la convirtieron en una luchadora por los derechos humanos ante los crímenes cometidos en una de las dictaduras más sangrientas de América Latina.

Rosa de Roisinblit y Estela de Carlotto, ambas son Madres de la Plaza de Mayo.
FOTO: AFP ampliar

La vida de la activista, maestra y ama de casa inspiró la película "Verdades Verdaderas" y la llevó a ser postulada para el premio Nobel de la Paz.

"Esto es para los que todavía dicen basta, los que dudan, los que pretenden que olvidemos. Para los buenos argentinos esto es una reparación para él, para nuestra familia y para la sociedad en su conjunto. Hay que seguir buscando a los que faltan para que otras abuelas sientan lo que yo siento hoy", concluyó de Carlotto.