Pionera de la vida sin gluten

  • Conversemos

  •  

“No invente. Aquí usamos harina de trigo, vaya con sus cosas a otra parte”, eso fue lo que Johana Morris escuchó cientos veces cuando intentaba colocar sus productos sin gluten hace casi 15 años. En ese entonces, la palabra “celiaquía” era apenas un término médico que pocos conocían.

Incluso, Johana inició su empresa Morrjons S. A. por el mero afán de buscar nuevos ingresos con algo que le gustaba y vendía sus harinas de plátano como una opción saludable. Para ello, se levantaba a las 3 a. m. para preparar los ingredientes de la harina de plátano verde, salía a las 8 a. m. a trabajar y regresaba a las 6 p. m. para continuar con la producción.

Morris.
Johana inició su empresa Morrjons S. A. por el mero afán de buscar nuevos ingresos con algo que le gustaba y vendía sus harinas de plátano como una opción saludable. FOTO: Eyleen Vargas. ampliar

“Los únicos días que tenía para distribuir el producto eran los fines de semana. Los metía en el carro, cada sábado a las 6 a. m. Si salía más tarde no terminaba la ruta. Eso duró hasta el 2007 que renuncié y empecé como debía de ser”, manifestó Morris.

Paulatinamente, el catálogo se fue expandiendo por sugerencia de los propios clientes que les pedían nuevas opciones. Ahora tienen premezclas para postres, harinas sin gluten, atoles y empanizadores que vende bajo las marcas Maxevita y Tropics Nature. Incluso, Morris y su familia fueron los promotores de la Asociación Pro Personas Celíacas Costa Rica.

Como muchas emprendedoras, Morris pasó del horno de su casa a una casa con un horno más grande. De allí, ha pasado a tener su propia planta y multiplicar sus ventas. Durante el proceso, ha solicitado préstamos para aumentar su negocios, ahorrado y buscado opciones para exportar. Para ella, el secreto es contar con el apoyo de otras mujeres empresarias, algo que el Foro de Empresarias le ha ofrecido.

“Necesitamos un acompañamiento donde entiendan bien tu producto y saber hacia donde gestionar para no perder tiempo. El empresario no puede perder tiempo”, recalcó Johanna.


PUBLICADO: 16 de Enero, 2015 AUTOR: