Sonia Marta Mora. Liderar también es educar

  • Conversemos

  •  

Cuando llegó al gobierno le correspondió ser la capitán de un barco en plena tormenta. Miles de maestros recibían parte de su salario, o bien, no percibían nada al final de la quincena. La huelga inició y parecía no tener salida. Meses después de aquel tórrido inició, las aguas parecen haberse apaciguado y Sonia Marta Mora Escalante ya ha podido conformar un equipo y sentarse a analizar la realidad de la educación en el país.

Mora (1953) es una mujer de letras, pero también le ha correspondido ser esposa, madre de tres hijas y desarrollar una amplia carrera académica. Se decidió por las lenguas y la literatura en la Universidad de Costa Rica y su pasión por el lenguaje la llevó a la Universidad Paul Valery, en Francia donde recibió un doctorado en semiótica y sociocrítica.

Sonia Marta Mora.
Creo fuertemente en las luchas que llevan los jóvenes en el mundo, como la ambiental, la defensa de los derechos humanos, el respeto de las minorías; por ejemplo, las sexualmente diversas. FOTO: Ronald Pérez. ampliar

En Costa Rica, fue docente de la Universidad Nacional, vicerrectora académica y rectora de esa casa de estudios. Antes de ser nombrada ministra, desempeñó otros cargos, como la presidencia del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior (SINAES). Su carrera amplió su panorama y la preparó para los retos del presente gobierno. Sobre ello y otras facetas de su vida habló con Perfil desde el despacho de su actual cargo.

–¿Cómo evalúa la huelga de maestros ya meses después?

–Tengo dos valoraciones. Por una parte a veces me pregunto cómo logramos afrontarla. Yo tenía tres personas en mi despacho y ni siquiera tuve tiempo de armar un equipo. Creo que hubo un enorme sacrificio personal en esas pocas personas que me acompañaron. Además, encontré funcionarios del MEP muy bien intencionados, con un compromiso, o instituciones que ayudaron a buscar caminos de solución. Hallé algunas resistencias otra gente colaboró. Hubo también una actitud del país y de los propios educadores de comprensión de la situación que estábamos viviendo y sus orígenes.

"La otra dimensión es que nos dejó lecciones muy importantes, en la necesidad de mantener canales abiertos y de seguir fortaleciendo un espíritu de equipo dentro del MEP.

–El ministro anterior, Leonardo Garnier, fue muy mediático ¿Cómo le ha hecho frente a la imagen de su antecesor?

–Tengo muchas cosas por aprender de todos los ministros anteriores. No obstante, mi referente es el perfil de ministra de educación que yo considero que necesita el país y que el gobierno de Luis Guillermo Solís desea. Busco ser cada vez mejor con respecto a ese perfil, que incluye un conocimiento desde adentro de la problemática educativa.

Soy educadora y siento una gran afinidad con lo docentes, asisto a actividades educativas, tanto en el área metropolitana como fuera de ella. En las zonas más alejadas, en ocasiones, me encuentro un exalumno, a alguien a quien le entregué el diploma en la universidad.

–¿A qué responde la aparición de una política de género en el MEP?

–Entre los temas rezagados que encontré, uno fue el género, no había una política o unidad y la ausencia tiene enormes repercusiones. He encontrado el caso de al menos tres mujeres, en donde la falta de una visión de género causó injusticias en los informes disciplinarios que han recibido.

Necesitamos mucha más capacitación en los derechos a la igualdad: por supuesto de las niñas pero también de los varones porque los estereotipos que fijan roles de género alejan a la mujer de ciertos espacios y separan a los muchachos de ciertas responsabilidades o roles magníficos, como la futura paternidad.

Sonia Marta Mora fue rectora de la UNA en el 2005.
Sonia Marta Mora fue rectora de la UNA en el 2005. FOTO: Archivo Grupo Nación. ampliar
"En educación se ahorra elevando la eficiencia, mejorando la gestión, no recortando. Veo un compromiso de todos los niveles, incluido el universitario, de mejorar los mecanismo de rendición de cuentas y de elevar la eficiencia en el uso de los recursos."

–¿Qué aporta una figura femenina al liderazgo en el sector educativo?

–El siglo XX fue el del ascenso de las mujeres y el siglo XXI es el siglo del liderazgo de las mujeres, en condiciones de igualdad. Creo en la igualdad, en mujeres y hombres trabajando juntos por un mundo mejor. Creo que las mujeres, en este momento de la historia, aportamos una mayor autoreflexividad. Eso cambiará. Somos más autocríticas porque sabemos que estamos inaugurando muchas prácticas fácilmente reflexionamos sobre nosotras mismas y sobre esas prácticas y eso tiene un beneficio para las instituciones donde estamos porque generalmente se generan procesos de mejora.

Algo muy importante de las mujeres hoy es que sentimos todos los días la responsabilidad ante las otras mujeres. No hay evento en que yo vaya y que las mujeres no vayan a decirme: 'Nos alegra sentirla a usted tan fuerte y queremos transmitirle nuestra propia energía'. Esa es de las frases más maravillosas que yo he oído.

En frases

Bullying: "Una de las grandes amenazas para la permanencia estudiantil y la felicidad de los estudiantes en textos escolares".

Programas de sexualidad: "Un avance fundamental del sistema educativo costarricense que hay que fortalecer".

Arrastre de materias: "Una medida que estamos analizando con rigurosidad por la enorme problemática que ha generado".

200 días: "una importante medida para asegurar que el ciclo escolar tenga la duración suficiente para el desarrollo de los programas".

Reglamento de sodas: "Una medida que requiere de mayor seguimiento".

Educación: "Sirve para hacer personas felices, con una vida plena".


PUBLICADO: 16 de Enero, 2015 AUTOR: