La actriz tica Monserrat Montero es una mujer de personajes tomar

  • Conversemos

  •  

A sus 5 años de edad, Monserrat Montero pasó con sus padres por la Compañía Nacional de Teatro. Dentro se veía personas brincando, trabajando en equipo, recitando diálogos, “parecía que jugaban”, recuerda. Inmediatamente preguntó qué es ahí, y la respuesta que recibió fue escueta: es donde trabajan los actores, pero mejor que no sepas mucho de eso porque en este país los actores y actrices ganan muy mal. Por supuesto, desde ese momento Monserrat quiso ser actriz.

Con un poco de insistencia y mucho amor maternal, fue matriculada en el Conservatorio Castella donde estuvo en contacto con las artes y además, la inscribían en todos los talleres de actuación que abrían durante la época de verano. Creció entre ejercicios de expresión corporal y adentrándose en personajes.

Esa chispa que nació desde la infancia, nos ha hecho ver a esta actriz en obras de teatro y protagonizando películas nacionales como El Regreso y Amor Viajero que se estrenará el próximo dos de marzo. Sus actuaciones naturales reflejan a muchas mujeres ticas, nos identifican y transportan. Esa es la magia de Monserrat.

Una vez graduada del colegio, no le cabía duda que su carrera era artes dramáticas en la Universidad de Costa Rica y a sus jóvenes 20 años de edad tuvo el papel protagónico en la obra Romeo&Julieta. “A partir de ahí yo empecé a tener confianza en mí misma”, dice. La seguridad en sí misma  también la adquirió tras su constante participación en talleres dentro y fuera del país, incluso estuvo en un curso intensivo de tres meses en Dinamarca donde se vivía, respiraba y comía teatro.

Esa confianza se refleja en cada una de las cosas que ha venido haciendo como su participación en largometrajes, sus montajes con la compañía teatral Abya Yala y su propia empresa, una agencia de casting llamada Casting Target.

Para este 2017 tendremos muchas noticias de esta actriz, quien asegura que arrancó el año con bastantes ganas de trabajar. Espera ampliar Casting Target y ofrecer talleres para que las personas mejoren su desempeño frente a las cámaras. “Quiero darles pequeñas herramientas porque a veces hay personas con excelente presencia pero cuando tienen que hablar les cuesta un poco”, explica.

También está trabajando en montar su propio monólogo, pues nunca antes se había enfrentado a una obra donde su participación estuviera desde la elaboración del texto. “Es un proyecto muy difícil para mí porque había estado acostumbrada a que me dieran un texto y trabajarlo con el director, ahora me propuse realizar todo el proceso”, dice.

Y, por si acaso, por aquellos que dicen que los actores y actrices no siempre ganan bien, Monserrat va varios pasos adelante. A pesar de que su carrera va en ascenso, ella tiene planes paralelos y está pensando en inaugurar su propia cafetería. Nosotras le seguiremos sus pasos, y esperamos con ansias la premier de su aparición en el cine.

PUBLICADO: 21 de Febrero, 2017 AUTOR: