Catalina Brenes, libertad con el brillo de una joya

  • Conversemos

  •  

Se creativa, dar vida a nuevos conceptos hizo que Catalina Brenes se inclinara por la carrera de diseño gráfico en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica (UCR) pero eso no le bastó.

Ella quería producir con sus manos, dar vida a piezas únicas que se pudieran apreciar más allá de un impreso o de un diseño web. Así fue como encontró en el diseño de joyería una carrera que la complementaba, que le permitía crear y tener la libertad de trabajar en diseño, técnica y variedad de materiales. 

“El diseño me apasionó muchísimo pero quería crear tridimensional. Siempre pensé en diseñar con mis manos y así fue como descubrí la joyería y traje todo mi conocimiento de diseño gráfico y arte pero aplicado a la joyería”, explica la talentosa diseñadora costarricense que vive en Berlín. 

La joyera contemporánea Catalina Brenes.
FOTO: Cortesía de Catalina Brenes ampliar

La rama de joyería contemporánea la descubrió en el Studio Metallo, en Costa Rica pero Brenes buscó su especialización en una de las escuelas más reconocidas en joyería contemporánea: Alchimia en Florencia, Italia desde el 2007 hasta el 2010.

“Tenía miedo de dedicarme a la joyerías y tenía que estar segura de hacer bien las técnicas, cuando terminé mis estudios en Florencia estaba más confiada y decidí iniciar mi carrera”, explica Brenes. 

La libertad tras el metal

La joyería contemporánea se define por mezclar metales como el oro o la plata y las piedras semipreciosas con materiales alternativos como la resina, el papel o la tela. Gracias a esa mezcla y variedad de materiales para trabajar es que esta costarricense encontró en la joyería contemporánea la libertad que deseaba para crear. “Me apasiona la libertad de concepto, de técnicas, de diseño y de ejecución artística. Al inicio experimenté con todo: papel, plástico y tela; pero en este momento trabajo con la técnica de cera perdida la cual se funde en oro de 18 o plata 925", nos cuenta Catalina desde su casa en Berlín, Alemania.

Como buena costarricense, Catalina dice que se inspira a partir del contexto atemporal y del balance que le regala la naturaleza. No obstante, el haber vivido en Florencia le permite mezclar eso con la exaltación italiana y ahora en Berlín, no duda que Alemania tendrá mucho que mostrarle. 


“El reflejo de las piezas es la unión de estas tres culturas y con el trabajo de la resina me inspira más un instante, lo que pasa en un segundo, las miradas, el instante en el que transcurre cualquier cosa, las personas, los viajes”, describe. El trabajo de Catalina además de apreciarse en museos y galerías europeas, han adornado editoriales importantes como el de la revista Elle de Eslovenia en el mes de junio y para marzo del 2014 espera traer su trabajo a Costa Rica y en un mes poner a disposición su tienda virtual. 

Catalina Brenes

Edad: 30 años

Experiencia: Antes de crear su marca, trabajó dos años para Antonella Villanova. 

www.catalinabrenes.com

PUBLICADO: 06 de Enero, 2014 AUTOR: