María José Monge: el desafío a las imágenes

  • Conversemos

  •  

“Yo juraba, desde niña, que iba a ser artista. Hasta que entré a la universidad y llevé cursos de historia del arte. Pensé: no sé si quiero producir imágenes, más bien quiero entenderlas”.

La curiosidad de María José Monge por las imágenes se nota en cada una de sus frases. Habla con los ojos abiertos, describe sensaciones y gesticula sobre la forma en que fue cautivada primero por la historia del arte y más tarde por la curaduría. Actualmente Monge trabaja como curadora de Artes Visuales de los Museos del Banco Central. Su reconocimiento se dio por el texto que acompañó la exposición J uego sucio: José Miguel Rojas, que se presentó en los Museos y que fue curada por Monge. Rojas por su parte también fue galardonado con el Aquileo  J. Echeverría en Artes Plásticas en Pintura por dicha muestra. “No esperaba el reconocimiento, aunque sí lo esperaba para Jose Miguel. Ni siquiera podía imaginarlo, porque los premios de literatura a textos de artes no son algo común” explica Monge. 

Ni el ensayo ni la propuesta curatorial de Monge tienen un acercamiento convencional a las artes plásticas. Se tiñen de intertextualidades y cuestionamientos, muy de la mano de la formación de María José. Cuando estaba en la Universidad de Costa Rica estudiando historia del arte se empezó a interesar por lo que había más allá. “En algún momento sentí que la historia se me quedó corta. Me interesé en la cultura visual, en el mundo lleno de imágenes en que vivimos y de los modos insospechados en que inciden en nuestras vidas”. Persiguiendo esas interrogantes, Monge estudió una Maestría en Antropología que marcó su trabajo.

María José Monge obtuvo el premio nacional de ensayo.
FOTO: Marcela Bertozzi ampliar

Tras su primera experiencia en el Museo de Arte Costarricense y luego en el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, laboró con políticas culturales. Esto le sumó una perspectiva más amplia sobre el poder, la política y la relación con el arte. Finalmente se quedó con la curaduría. “Lo complicado de hacer curaduría es que cuesta que la gente entienda que es un trabajo creativo, en especial los artistas. Llegan con una perspectiva distinta, pero luego se enamoran de la propuesta”. 

María José no elige el camino fácil, no se queda en los lugares seguros.  María José sigue retando a las imágenes desde su trinchera, con sus propuestas y sus palabras.

PUBLICADO: 31 de Marzo, 2015 AUTOR: