Consejos para guardar los adornos en Navidad

  • Conversemos

  •  

Después de que pasó el espíritu navideño, recoger los adornos festivos se vuelve una tarea para muchos indeseada y mecánica. Sin embargo, la improvisación y la falta de cuidados pueden terminar arruinando una decoración y haciendo que sea imposible reutilizarla el próximo año.

Seguramente a usted le habrá tocado decorar un árbol con esferas de cristal peladas por los golpes o llenar su casa de lazos navideños aplastados. Para que esto no le siga pasando, hemos recopilado sugerencias sobre cómo se debe guardar la decoración navideña.

Navidad
FOTO: Thinkstockphoto ampliar

Limpie antes de empacar

Alexander Arce, quien es decorador en la tienda Sol Naciente, explica que el polvo, las gotas de agua y la grasa terminan arruinando cualquier tipo de adorno, máxime si se guarda en estas condiciones por más de una año.

Por esa razón, el primer paso es limpiar las decoraciones y esperar a que estén secas antes de empacarlas.

Para combatir la grasa puede usar los mismos productos que utiliza para limpiar su cocina.

Guarde los adornos tal como los compró

Las figuras de vidrio y los abalorios delicados siempre se preservan mejor si se guardan en la caja original. Las esferas del árbol, por ejemplo, las venden en empaques de plástico a la medida que evitan que se golpeen o se rayen.

Además, preservar las cajas y reutilizarlas ayuda a no producir desechos al empacar y desempacar los adornos.

A prueba de golpes

Si ya botó las cajas, lo ideal según Roberto Fonseca, quien también es decorador, es guardar cada adorno por separado, envuelto en materiales que amortigüen los golpes: el plástico o el papel periódico funcionan.

¡Vivan las etiquetas!

Rotular cada caja ayuda a manipular los adornos frágiles y a definir el orden en el que se van a guardar.

Lo ideal es que las cajas que pueden soportar el peso de las demás estén llenas de elementos que no se aplasten o se quiebren. Una buena idea es dejar el árbol de Navidad debajo del resto de adornos, por ejemplo. En la parte de arriba deben quedar las cintas y la decoración de vidrio.

Luces de Navidad a prueba de enredos

Los nudos en las luces de Navidad no solo son un dolor de cabeza, sino que también descomponen su instalación eléctrica.

Intente guardarlas arrollándolas a un tubo vacío de cartón como los que trae el papel de cocina. Haga un corte en la parte superior del cartón para que allí pueda prensar el extremo de la línea de luces cuando termine de arrollarla completamente. De esta forma no se soltará instalación.

Cuidado con la humedad

Alexander Arce explica que ciertos materiales tienden a guardar humedad de forma natural. Entre ellos las hojas de fieltro y ciertas telas.

Es recomendable entonces guardar la decoración e incluir en cada empaque una bolsa con gel de sílice para que atrape la humedad.

Además, es ideal utilizar cajas y bolsas grandes de plástico que ayudan a que el agua no se filtre y se pase a los adornos.

Pasadas las fiestas, asegúrese de dedicar cierto tiempo a recoger la decoración, así no deberá invertir tanto dinero en remplazar adornos que ya perdieron la magia navideña.

Fuente: Sol Naciente. Más ideas en: http://www.solnaciente.com/