¡Corte su árbol de Navidad sin remordimiento!

  • Conversemos

  •  

Talar un árbol de ciprés cada año puede sonar como una alternativa navideña poco ecológica. Sin embargo, la Escuela de Ingeniería Forestal del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) desarrolla un nuevo programa con pequeños productores para que los árboles naturales se conviertan en la mejor opción para decorar en Navidad.

Cipreses ecológicos
La sugerencia es apoyar a los productores responsables evitando comprar árboles de Navidad en grandes comercios o a revendedores en la calle. FOTO: ampliar

Apoyo a los agricultores locales. Gustavo Torres, ingeniero forestal del TEC, explica que una de las razones por las que se debe comprar ciprés en época navideña es apoyar a la pequeña industria. Según él, cada año, cientos de personas dedicadas a la agricultura aprovechan algunos metros de tierra extra para generar ingreso por medio de árboles. Cerca de 5.000 personas generan ganancias a través de esta práctica.

El programa que desarrolla la Escuela de Ingeniería Forestal pretende identificar a los pequeños agricultores de ciprés y capacitarlos para convertir la actividad en un negocio lucrativo y ecológico.

Evite lo revendedores. La sugerencia es entonces apoyar a los productores responsables evitando comprar árboles de Navidad en grandes comercios o a revendedores en la calle.

Gustavo Torres explica que la calidad de las plantaciones no puede ser verificada si no se visita directamente el lugar de donde proviene el árbol.

Reforestación. El Tecnológico está trabajando para que los productores nacionales de ciprés reforesten, de forma anual, el área en la que se talan los árboles de Navidad.

De esta forma, las plantaciones se convierten en una importante zona de captura de dióxido de carbono.

El proyecto además pretende educar a los agricultores para que utilicen técnicas de siembra ecológicamente amigables: se les enseña a utilizar abonos orgánicos, evitar plaguicidas y preferir los productos naturales.


Desechos orgánicos. Pasadas las fiestas, es importante deshacerse del árbol de Navidad de forma responsable. Lo ideal es llevarlo a un aserradero para partir en pedazos el tronco y las ramas, y que la madera pueda ser utilizada como abono.

Algunas municipalidades están promoviendo programas para deshacerse de los árboles de ciprés. Si su comunidad aún no tiene una iniciativa parecida, tal vez usted pueda promoverla y así evitar que los árboles de Navidad terminen en lotes baldíos como desechos.