Batidos: efectivos para eliminar líquidos, no para bajar grasas

  • Conversemos

  •  

Verdes, blancos, rojos... sea cual sea el color, los batidos de frutas están de moda. Su fama llegó gracias a la idea de que ayudan a bajar de peso. Esa creencia no es falsa, sí ayudan a reducir un par de gramos, pero realmente ¿qué es lo que está perdiendo?

Marido Laitano, nutricionista de la Torre Médica de Momentum, comentó que este tipo de bebidas están compuestas en su mayoría por alimentos diuréticos, los cuales ayudan a eliminar líquidos del cuerpo, pero no grasas.

"Por ejemplo, los que contienen té verde o té rojo son diuréticos, aumentan la ganas de orinar, pero no significa que ayuden a eliminar la grasa. Lo que hacen es acelerar el metabolismo", explicó la nutricionista.

Según la experta este tipo de bebidas funcionan para generar saciedad entre comidas y no para sustituirlas.

"Obviamente que si sustituye una comida por un batido que tiene solo 300 calorías va a bajar de peso, pero detrás viene otros trastornos", comentó.

La experta asegura que la mayoría de personas que consumen erróneamente los batidos; es decir, sustituyen por un desayuno, almuerzo o cena, terminan ingiriendo más calorías que con una dieta sana regular, debido a que el jugo llena solo por un par de minutos y es aquí cuando se presentan los cuadros de ansiedad.

No sustituya la comida con batidos de frutas.
FOTO: Pixabay ampliar

"Yo no apoyo el consumo de batidos, mucho menos cuando se trata de sustituir una comida al día. Si usted tiene la capacidad de tomarse un batido y no comer nada más hasta la siguiente merienda súper bien, pero sí le da hambre al ratito y vuelve a comer está aportando nuevas calorías".

Por otra parte, para Laitano es mejor consumir la fruta entera que triturada, debido a que conserva sus nutrientes y fibra.

"Desgraciadamente no existe la pastilla milagrosa o batido milagroso. La única manera de mantener un peso ideal es con un plan de alimentación y una rutina de ejercicios", concluyó.

PUBLICADO: 06 de Enero, 2015 AUTOR: