Consumir omega 3 en altas cantidades puede beneficiar la salud cardiovascular y el sueño

  • Conversemos

  •  

El secreto para mantener sano su corazón y lograr un sueño de calidad parece estar en el mar, según dos estudios.

El de la Universidad de Pittsburgh afirma que el consumo de pescado puede proteger a las personas de enfermedades del corazón, mientras que el de la Universidad de Oxford sugiere que el consumo de algas y mariscos se asocia con un mejor dormir.

¿Por qué? Ambos estudios apuntan a los beneficios de los ácidos grasos omega- 3, presentes en esos alimentos.

Estos ácidos pueden disminuir la formación de placas de grasa en las arterias, lo que previene de enfermedades cardiacas, y ayuda al cuerpo a producir sustancias que mejoran el dormir.

“Múltiples estudios han analizado el efecto del aceite de pescado en la salud cardiovascular pero han obtenido resultados mixtos. El nuestro parece indicar que el  consumo de ácidos grasos omega- 3 de origen marino debe ser más alto de lo que se pensaba para lograr un resultado sustancial", dijo Akira Sekikawa, en el sitio de la universidad estadounidense.

De hecho, afirma que debe consumirse en cantidades comparables a las de los japoneses para disfrutar de los beneficios.

“El promedio de ingesta dietética de pescado por parte de los habitantes de Japón es de cerca de 100 gramos cada día, lo que la American Heart Association considera 1 ½ porciones. El estadounidense promedio, en cambio, consume alrededor de 7 a 13 gramos de pescado al día”, detallaron, luego de monitorear la dieta de unos 300 hombres en Japón, Hawaii y Filadelfia por un periodo de cinco años.

Dormir mejor. En cuanto a los beneficios en la calidad de sueño, los investigadores de la universidad inglesa lo que vieron fue que consumir diariamente suplementos de 600 mg de fuentes de algas por un periodo de 16 semanas logró 58 minutos más de sueño y menos dificultad para mantener el sueño continuo cada noche.

En este estudio participaron 362 niños de entre siete y nueve años de edad.

El investigador Paul Montgomery explicó, en el sitio de la universidad, que esto es así porque el cuerpo produce, a partir de ácidos grasos omega- 3 y omega- 6,  diversas sustancias que juegan un papel clave en la regulación del sueño.

PUBLICADO: 13 de Marzo, 2014 AUTOR:

Etiquetas