Cuide lo que come si desea evitar que su estómago se inflame

  • Conversemos

  •  

Es frecuente que con el pasar de las horas nuestro cuerpo, en especial el estómago, tienda a inflamarse, que el pantalón quede cada vez más tallado hasta el punto en el que deseamos quitar el botón. Bueno, la causa es simple: lo que comemos.

Expertos en nutrición de la universidad de Harvard en Estados Unidos explican que la inflamación es la defensa del sistema inmune cuando recibe algún cuerpo extraño. No obstante, en ocasiones esta reacción persiste pese a que no existe un invasor realmente amenazante.

Alimentos catalogaos como no saludables son lo que normalmente ayudan a la inflamación.
FOTO: Thinkstock ampliar

Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología en el departamento de Nutrición de la escuela de Salud Pública de Harvard, asegura que la herramienta más poderosa para combatir la inflamación está en controlar lo que se come, más que en un producto farmacéutico.

El experto dice que muchos de los alimentos que se relacionan con causas de obesidad son los que influyen en la inflamación. Por ejemplo, refrescos gaseosos, carbohidrátos refinados, alimentos cargados de grasas, carnes rojas y procesadas.

"Algunos de los alimentos que se asocian con un mayor riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón también están asociados con el exceso de inflamación2, resaltó Hu.

"Los alimentos que combate la inflamación: Tomates, aceite de oliva, vegetales de hojas verdes como la espinaca, col rizada y berza; frutos secos como las almendras y las nueces; los pescados grasos como el salmón, el atún y las sardinas; frutas como fresas, arándanos, cerezas y naranjas."

No todo está perdido. Sí es posible eliminar de la dieta aquellos que causen inflamación, también se pueden incluir los que ayudan a desinflamar como los arándanos, las manzanas y las verduras de hojas verdes que son ricos en antioxidantes naturales.

Igualmente, las nueces que ya son reconocidas por tener un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes; y el café.

La inflamación es una forma de defensa del cuerpo.
FOTO: Shutterstock ampliar

Para reducir los niveles de inflamación lo ideal es mantener una dieta saludable, preferiblemente basado en una dieta mediterránea rica en frutas, verduras, frutos secos, cereales integrales, pescado y aceites.

"Una dieta saludable es beneficioso no solo para reducir el riesgo de enfermedades crónicas, sino para mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida en general", concluyó Hu.

PUBLICADO: 31 de Diciembre, 2014 AUTOR: