Prevenga la anemia en niñas y niños

  • Conversemos

  •  

Hay nutrientes que son vitales para el día a día y que el cuerpo no produce por lo que es importante tener una muy buena nutrición. Según un informe de la UNICEF y la Iniciativa de Micronutrientes, cerca del 30% de la población mundial no desarrolla su potencial físico e intelectual por la carencia de vitaminas y minerales esenciales.

El hierro es uno de los minerales más importantes, debido a que participa en diferentes funciones vitales para el organismo y forma parte de la hemoglobina, cuya función principal es el transporte de oxígeno. La falta de este elemento produce la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro.

Sin hierro la sangre no puede transportar oxígeno eficazmente, el cuerpo normalmente lo obtiene a través de la alimentación, así que una mala dieta y también el sangrado puede causar pérdida de este mineral.

Entre los más vulnerables en padecer esta enfermedad están las niñas y niños menores de dos años, mujeres en edad fértil y embarazadas porque necesitan niveles más altos de este mineral para el desarrollo del bebé. En Costa Rica, la prevalencia de anemia en niños con edad preescolar es del 7.6%.

En los infantes, la falta de hierro causa que el desarrollo cognitivo sea menor, son más propensos una mayor cantidad de infecciones porque no hay un buen desarrollo del sistema inmunológico y hace que el niño tenga un lento crecimiento en peso y talla, según explicó Brenda Salas, nutricionista de Nestlé.

En los alimentos se pueden encontrar dos tipos de hierro: el hemínico que está la comida de origen animal, como carne de res, cerdo, pollo, pavo y pescados; y el no hemínico que se obtiene por medio de los alimentos de origen vegetal, como frijoles, espinaca, mostaza, hojas de remolacha, espárragos, entre otros.

Para el 2012 se realizó un estudio en donde participaron más de mil niños con edades entre los 6 meses y los 2 años, este fue realizado por los investigadores del Winterthur Institute of Health Economics, en Suiza. Concluyeron que la leche y los cereales fortificados con hierro, y una combinación de otros micronutrientes como zinc y Vitamina A, ayudan a reducir la anemia por deficiencia de hierro en niños.

"El primer año de vida es el periodo de mayor crecimiento del bebé, pues en esta etapa triplican su peso, duplican su altura e incrementan la circunferencia de su cabeza en un 40%; por este motivo, durante este primer año, la lactancia materna debe ser el alimento más importante para el bebé y, a partir de los seis meses, se debe iniciar con la alimentación complementaria, la cual debe garantizar la ingesta adecuada de nutrientes clave para apoyar el sano crecimiento y desarrollo de los menores", aseguró Salas.

Meriendas para niños con hierro

  • Ensalada de fruta:  Fresas, kiwi, uva verde y mango. Acompañado de almendras.
  • Mini hamburguesas de pan integral: Torta de carne molida con quinoa, espinaca y queso turrialba.
  • Pan pita integral:Lleva relleno de jamón de pavo light, queso, tomate, aguacate y berros
  • Batido: Una taza de jugo de naranja, un kiwi, una cucharadita de germen de trigo y dos ciruelas pasas para endulzar.
  • Mini pancakes de quinoa

Fuente: Brenda Salas, Nutricionista de Nestlé® y Nathalie Solera nutricionista de Consultas Nutrición (tel.: 8837-5398).