¿Cómo comprar carne de forma segura?

  • Conversemos

  •  

Las personas carnívoras saben que no todas las carnes tienen la misma calidad, el buen sabor que buscamos o la suavidad que nuestras muelas necesitan; por ello, saber escoger un buen producto es fundamental para disfrutar de este alimento.

De acuerdo con Julio Rodríguez, máster en producción animal y asesor técnico de Carnes Don Fernando, "la carne es un producto perecedero que contiene un alto nivel de humedad y es rico en proteínas, lo que la hace altamente susceptible a microorganismos que pueden causar enfermedades si no es manipulada de la forma correcta".

Por ello, debemos observar muy bien lo que vamos a comprar para identificar si el manejo de la carnicería y el estado del producto es el adecuado. El primer paso, a la hora de comprar carne, es observar las prácticas de manipulación e higiene del personal a cargo.

Asimismo es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  • Lo adecuado es que la carne presente una coloración roja. 
  • El aroma de la carne no debe ser desagradable, al igual que el del local.
  • No debe tener capas negras, esto sucede cuando se quema por frío.
  • Si la carne tiene coloración café, es posible que hubo oxidación y no es recomendable adquirirla. 
  • Evite comprar carne con coloraciones verdosas, con capas viscosas o con una baba en la superficie.

La importancia del etiquetado

Por otro lado, el Rodríguez agregó que tener acceso a la información del producto por medio de la etiqueta tiene como resultado mayor transparencia en las condiciones de producción y comercialización, y desde el punto de vista del consumidor, confianza y seguridad alimentaria.

Por esta razón, también es importante leer la etiqueta, ya que ésta indicará de dónde viene la carne y a cuáles procesos ha sido sometida. La etiqueta debe contar con la siguiente información:

  • El proceso que ha llevado: si es molida, marinada, adobada o tenderizada. (Al tenderizar se suaviza a la "fuerza" y se le aplican otros ingredientes a la carne, además de agua).
  • En caso de que la carne sea tenderizada, debe contener el porcentaje de la solución adicionada.
  • El origen, fecha de vencimiento, ingredientes y precio por kilo.
  • Si es carne molida, debe aparecer el porcentaje de grasa.

Tenga en cuenta que una porción de bistec de carne magra (del tamaño de la palma de la mano), representa menos del 10% de las calorías de una dieta de 2000 calorías. Además, proporciona el 50% de la proteína, el 39% de zinc, 37% de vitamina B12, 18% de vitamina B3, 16% de vitamina B6 y el 14% de hierro que el cuerpo requiere diariamente para funcionar de manera adecuada.

PUBLICADO: 27 de Abril, 2017 AUTOR: