10 consejos para comer sano sin gastar mucho

  • Conversemos

  •  

Pequeños cambios en la alimentación como sustituir arroz blanco por arroz integral o comprar vegetales orgánicos, pueden ser la clave para disminuir el riesgo de padecer ciertas enfermedades, ser una persona más productiva, tener más energía y sentirse más fuerte.

Sin embargo, existe la idea de que comer más saludable encarece nuestro presupuesto. Para la doctora Melania Cevo, de Consultas Nutrición, esta es una concepción errónea. Cevo asegura que tener una dieta saludable nos garantiza salud y nos ahorra mucho dinero. “ No es cierto que comer sano sea caro, lo que es caro es antojarse. Gastamos de más cuando tenemos ciertas restricciones alimenticias; por ejemplo que por la dieta no podemos consumir chocolate o alimentos con azúcar y optamos por comprar sustitutos de esos alimentos, eso sí es muy caro”, comenta. Planear con tiempo lo que comerá durante la semana, elegir frutas de temporada y hacer su propia huerta, son algunos de los consejos que nos comparte la nutricionista para comer saludablemente sin afectar el presupuesto familiar, aquí compartimos algunos consejos. 

1. Planifique sus compras: Cuando vaya al supermercado lleve una lista de lo que necesita y coma bien antes de ir. De esta manera no caerá en el error de la compra improvisada, no gastará tanto y llevará sólo lo que está en la lista.

2. Elimine los productos poco saludables de su lista de compras. Con esto ahorra mucho dinero, ya que los refrescos, snacks, alimentos procesados, alimentos pre cocidos y bocadillos, son caros y tienen poco valor nutricional.

3. Consuma frutas y vegetales de temporada. Una excelente manera de variar su alimentación, obtener vitaminas, minerales, fibra y de paso ahorrar, debido a que estos alimentos son más accesibles y económicos. Además, los nutrientes que contienen, aumentarán sus defensas y le ayudarán a prevenir enfermedades del corazón, cáncer, obesidad, entre otras. 

4. Coma arroz y frijoles diariamente. Son base de la alimentación. Al comer cereales (como el arroz) y leguminosas (como frijoles, lentejas y garbanzos) usted consume proteína de buena calidad, similar a la de la carne, y a un bajo costo. Le dan energía para que su cuerpo funcione y proteínas para formar y reparar tejidos.

Hacer una huerta es muy reconfortante y le puede ahorrar dinero.
Experimente lo sencillo y reconfortante que es hacer una huerta en su patio. FOTO: Shutterstock.com ampliar

5. Consuma huevo. Este alimento es bajo en grasa, es proteína de buena calidad y es barato. Además, le aporta vitamina A y minerales como el hierro, el cuál es muy importante en la prevención de anemia. Si usted es una persona saludable puede consumir un huevo diariamente.

6. Consuma atún enlatado. El atún enlatado es barato y contiene omega 3 que beneficia la salud cardiovascular. También, contiene proteína necesaria para la formación y regeneración de células y tejidos del cuerpo. Consuma atún tres veces por semana, pero elija atún en agua.

7. Día sin carne. No todas sus comidas deben tener carne. Si hace esto una vez a la semana, no sólo ahorrará dinero sino también ganará salud. Frijoles, lentejas y garbanzos son opciones más económicas para consumir proteínas sin necesidad de usar carne.

8. Lleve comida al trabajo. Una comida rápida le puede salir más cara que varios almuerzos preparados en casa. La comida hecha en casa tiene, normalmente, menos grasa, sal y azúcar que una comida rápida.

9. Coseche sus alimentos. Siembre en su patio o jardín y disfrute de frutas, vegetales y hierbas frescas de su propia cosecha. Tendrá ingredientes nutritivos y económicos.

10. Consuma más agua. El agua es esencial  en una alimentación sana. Además, es barata. Evite las bebidas azucaradas. No gaste dinero comprando agua embotellada, tómela del tubo.

Fuentes: 

Doctoras Melania Cevo y Gilda Espinoza de Consultas Nutrición, Teléfonos 8837-5398 y 8808-7129


PUBLICADO: 07 de Mayo, 2014 AUTOR: