9 consejos de nutrición para iniciar el 2017 con salud

  • Conversemos

  •  

¿Se propuso empezar este año con mejores hábitos, modificar la dieta, hacer ejercicio, bajar de peso, aumentar el músculo? Nosotras también. Todas las personas lo hacemos. 

Cada enero que inicia viene acompañado de propósitos y metas por cumplir en los próximos 365 días, a pesar de que muchos perdemos el impulso al tercer día. Por ello, es importante tener clarísimo el objetivo y ayudarse con un profesional que guíe sus pasos.

Le prometemos que después de las primeras dos semanas, ya no será tan difícil el cambio hacia una vida sana. Además, acá le dejamos algunos consejos para facilitar la ruta hacia su meta. 

1. Defina, con ayuda de su nutricionista, un objetivo que sea realista y posible para lograr este nuevo año. Enfatizamos en la ayuda profesional pues no todos los organismos son iguales, por esta razón un especialista debe indicarle cuanta cantidad de alimentos debe consumir al día según sus requerimientos personales.

2. Realice actividad física al menos 3 veces por semana de acuerdo a sus posibilidades, si no puede ir a un gimnasio, no hay problema, puede caminar, andar en bicicleta, nadar, utilizar las máquinas municipales para ejercicios o realizarlo en el hogar.

3. No se obsesione con el número de la balanza, el peso es solamente un número y lo más importante siempre va a ser la composición del peso (porcentaje de agua, músculo, grasa total, grasa visceral y hueso). Incluso una persona puede subir de peso y estar físicamente más delgada, ya que si baja grasa y sube músculo va a tener este efecto (el músculo pesa más que la grasa).

4. Para quitar la ansiedad coma alimentos crujientes que sean bajos en calorías como: zanahorias crudas, encurtidos (caseros y bajos en sodio), trocitos de manzana, palitos de apio, goma de mascar sin azúcar o caramelos duros sin azúcar.

5. Tome suficiente agua durante el día, mínimo ocho vasos de agua, puede tomarlos antes de cada comida para sentirse más lleno.

6. Coma alimentos cada tres horas, esto va a ayudar a asimilar mejor los nutrientes y sentirse saciado durante todo el día. No haga ayunos prolongados ya que le dará más ansiedad y hará que su cuerpo almacene mayor porcentaje de grasa.

7. Disminuya los niveles de estrés cotidiano, puede tomar té de tilo, manzanilla y té verde. Además, crear un ambiente agradable en la casa y el trabajo, por ejemplo, con olor a lavanda que posee un efecto relajante.

8. Prefiera los alimentos de grano entero o integral, en lugar de la opción refinada. Por ejemplo: Pan integral en lugar de pan blanco, trae más cantidad de nutrientes y fibra.

9. Si es de los que sale de a casa sin desayunar, esto es de los primeros pasos que debe cambiar, nunca se salte tiempos de comida y mucho menos el desayuno. Levantarse más temprano ayudará a su salud.

Recuerde, contrario a lo que muchas personas piensan, comer saludable no significa dejar de consumir lo que nos gusta, ingerir solo frutas y vegetales o eliminar harinas y grasas. De hecho, ese es un grave error que a la larga le restará salud y hará que sufra del efecto rebote del peso perdido.

Comer saludable se trata de disfrutar de todos los grupos de alimentos con conciencia en la cantidad que consumimos diariamente, es decir: frutas, vegetales, harinas, grasas y proteínas o carnes en la cantidad necesaria para el organismo, evitar el exceso, pero no omitir ningún grupo.

Es importante mantener una correcta alimentación, no solo por vernos mejor, sino también para mejorar nuestra salud y prevenir enfermedades causadas por una mala alimentación como: diabetes, hipertensión, cáncer, colesterol y triglicéridos altos, obesidad, osteoporosis, enfermedad coronaria, entre otras. Tal como lo señala la OMS, una buena nutrición es una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular y es un elemento fundamental de la buena salud. Fuente: Nathalie Solera Quesada, nutricionista de Clínica Consultas Nutrición (tel.: 8837-5398).

PUBLICADO: 28 de Diciembre, 2016 AUTOR: