3 desayunos a prueba de apresurados

  • Conversemos

  •  

Se ha dicho millones de veces: el desayuno es la comida más importante. Reduce el riesgo de padecer enfermedades metabólicas, como obesidad y diabetes, y le ayudará a tener un nivel de azúcar en la sangre más estable, es decir, tendrá más energía a lo largo del día.

No obstante, una solitaria taza de café no cuenta como un desayuno. No importa que se levante sin tener hambre o que tenga poco tiempo para preparar alimentos en mañanas apresuradas, existen maneras de preparar alimentos que le llevarán menos de un minuto y le darán los nutrientes que necesita para iniciar el día. A continuación, le mostramos varias sugerencias de batidos y una de avena. Todas son, además, fáciles de transportar.

Bayas y papaya.  En el caso de los batidos, lo recomendable es tener las porciones listas en bolsas y colocarlas en el congelador. A la hora de preparar, solamente agregue los ingredientes en la licuadora. Luego, coloque el batido en un recipiente de vidrio o acero inoxidable. “No se preocupe por las propiedades nutricionales de las frutas, al congelarlas estas siempre se mantendrán intactas”, señaló  la nutricionista Angélica Mejía, de Loto Center, Nutrición y Bienestar Integral.

Papaya
FOTO: Tatters / Flickr ampliar

Batido de papaya

Alto en fibra, vitaminas A y C y Omega 3. Es una buena opción para quienes tienen problemas de estreñimiento.

  • Una taza de papaya
  • Medio banano
  • Entre 3⁄4 de taza a una taza leche de almendra o tipo de leche de su preferencia (soya, coco, descremada, sin lactosa, etc.)
  • Una cucharada de linaza en polvo
  • Cubitos de hielo

Batido de bayas

Alto en fuentes de vitamina C y con dos superfoods (cacao y chía) con gran cantidad de antioxidantes.

  • Media taza de fresas
  • Media taza de moras
  • Medio banano
  • Un cuarto de taza de hierbabuena
  • Entre 3⁄4 de taza a una taza leche de almendra o tipo de leche de su preferencia (soya, coco, descremada, sin lactosa, etc)
  • Media cucharada de semillas de chía
  • Cuatro semillas de cacao

Mil maneras. La avena es un alimento versátil que puede comerse frío, caliente, junto con agua o con leche. Para prepararla, agregue todos los ingredientes en un recipiente de vidrio, revuelva, cubra y deje reposar en la nevera. “Al día siguiente estará listo. Puede además agregarle frutas como fresas, banano y blueberrys”, señala la nutricionista.

Avena con frutas.
FOTO: Flickr / Aussiegall ampliar

Avena integral

Este desayuno le hará sentirse llena por más tiempo, le ayudará a regular en azúcar en su sangre y ayuda a bajar el colesterol malo.

  •  Media taza de avena integral
  •  Entre 3⁄4 de taza a una taza leche de almendra o tipo de leche de su preferencia (soya, coco, descremada, sin lactosa, etc)
  •  Una pizca de canela
  •  Una pizca de clavo de olor en polvo
  •  Una pizca de cardamomo
  •  Media cucharada de cacao nibs
  • Una cucharada de almendras
  •  Opcional: una cucharadita de miel de abeja. También puede utilizar Stevia como endulzante natural sin calorías.
PUBLICADO: 13 de Octubre, 2014 AUTOR:

Etiquetas