Recomendaciones para la dieta de diabéticos

  • Conversemos

  •  

Recibir un diagnóstico de diabetes no es una sentencia para dejar de consentir el paladar. El buen gusto puede seguir acompañando nuestra mesa, siempre y cuando tengamos en cuenta las recomendaciones de los médicos y nutricionistas para llevar un estilo de vida saludable y compatible con esta enfermedad. 

De acuerdo con la doctora Ileana Chiari-Shan, gerente Médica de Sanofi Diabetes para Centroamérica y Caribe, la alimentación es uno de los pilares para controlar la diabetes, de ahí que la educación es clave en su tratamiento pues le brinda la oportunidad de entender el padecimiento y manejarlo. “Sabemos que los cambios en el estilo de vida, sobre todo a nivel de la alimentación impactan positivamente en el tratamiento de esta enfermedad crónica que afecta a alrededor del 10% de la población costarricense”, comentó. 

No existen alimentos prohibidos para diabéticos.
FOTO: Thinkstock.es ampliar

La especialista enfatizó que no existe ningún alimento prohibido para pacientes con diabetes. Aunque sí es necesario estar atento al efecto que los diferentes tipos de comida tienen sobre los niveles de glucosa en la sangre y sobre el peso, por lo que la alimentación debe ser:

  • Suficiente: Para mantener un peso adecuado.
  • Equilibrada: La proporción apropiada de cada grupo de alimentos.
  • Variada: Que contenga abundante cantidad de verduras, frutas, cereales y legumbres; moderada cantidad de carne, pescado y huevos; lácteos (con bajo contenido graso) y aceites vegetales.
  • Ordenada: En cantidades, número de ingestas y horarios (idealmente 3 principales y de 2 a 3 meriendas (una fruta, un jugo o un yogur bajo en grasa).


"Las porciones más pequeñas le ayudarán a controlar mejor su nivel de azúcar en la sangre."


Es importante que su médico o nutricionista establezca la cantidad de calorías y de carbohidratos que debe contener cada una de las comidas, ya que esto depende de factores como edad, peso, actividad física y nivel de glucosa.

El paciente debe aprender a contar las calorías y los carbohidratos de los alimentos para asegurarse de permanecer dentro de los límites diarios recomendados, detalla la doctora Chiari-Shan.

Los carbohidratos que se ingieren se transforman en glucosa; por lo tanto, aumentan el azúcar en la sangre. Cuando se sabe qué alimentos contienen carbohidratos y en qué cantidad, se puede tomar decisiones para alcanzar la glicemia deseada. El conteo de carbohidratos le permitirá comer la cantidad de carbohidratos que su cuerpo puede manejar en cada comida.

Tips para incorporar cambios en su alimentación:

  1. Evite las grasas saturadas: Se encuentran en alimentos tales como manteca, queso, carne, tocino, grasas lácteas y grasas vegetales hidrogenadas (manteca vegetal y margarina). Son responsables del aumento del colesterol y el riesgo de enfermedad cardíaca.
  2. Incluya las grasas monoinsaturadas: Aceites de oliva, maní y canola; aceitunas, aguacates y nueces y las grasas poliinsaturadas (aceites de maíz, soja, girasol y semillas de algodón), ambas ayudan a disminuir el colesterol total, siendo beneficiosas
  3. Consuma fibras: Ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre. La fibra se encuentra principalmente en frutas, verduras, legumbres, y cereales como el trigo y la avena.
  4. Sustituya algunos alimentos: o cambie la forma en que los ingiere, por ejemplo: reemplace el chocolate por fresas con crema de chocolate baja en grasas, pollo frito por pollo asado, papas fritas por papa horneada con crema agria baja en grasas, deditos de pescado frito, por salmón asado, arroz frito por arroz integral con frijoles negros, papitas de bolsas por pretzels de trigo entero y cereal azucarado por cereal de grano integral con fruta fresca.

En este link encontrará una deliciosa receta apta para diabéticos. 


Fuente: Doctora Ileana Chiari-Shan, gerente Médica de Sanofi Diabetes para Centroamérica y Caribe