Mitos y realidades de los suplementos alimenticios

  • Conversemos

  •  

Mito 1: Los multivitamínicos engordan. Es falso, las vitaminas y minerales no engordan porque son micronutrientes que no aportan calorías. Sin embargo, son indispensables para que el cuerpo realice los procesos metabólicos como convertir los carbohidratos y grasas en energía.

Mito 2: Solo lo deben tomar los adultos mayores o mujeres embarazadas. Según la nutricionista Kattia Chaves, todas las personas pueden complementar su dieta con micronutrientes para sentirse con más vitalidad. Además, los adultos jóvenes, en apariencia saludables, son los que se están alimentando de peor manera debido a la vida acelerada y al consumo de comida chatarra.

Mito 3: Me puede dar sobredosis de vitaminas y minerales. La especialista asegura que no existe sobredosis de vitaminas o minerales, "el cuerpo solo absorbe lo que necesita y el resto lo desecha por los fluidos como la orina".

Los suplementos alimenticios tienen múltiples presentaciones.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

Mito 4: Un suplemento alimenticio se toma para tratar alguna enfermedad o deficiencia. Esto es mitad verdad y mitad mentira. Si bien, los suplementos alimenticios pueden ser un aliado para fortalecer el cuerpo en momentos de enfermedad, lo más importante es la prevención. De manera que se debe consumir vitaminas y minerales para evitar que el organismo llegue a padecer algún mal como osteoporosis o anemia. No hay que esperar estar enferma para consumirlos.

Mito 5: Los suplementos alimenticios son difíciles de consumir, hay que preparaos en batidos, quitan tiempo o son tabletas muy grandes que cuesta tragar. Mitad verdad y mitad mentira. En cuestión de suplementos hay para todos los gustos, desde batidos hasta tabletas recubiertas. Es nuestra tarea asesorarnos con profesionales en nutrición, medicina o farmacia para saber cuál es el suplemento que más nos conviene según nuestras características personales. 

Mito 6: Si como bien, no necesito suplementos. Según la nutricionista Chaves, "comer bien" es un término muy relativo. "Incluso a los nutricionistas nos cuesta calcular la cantidad de minerales y vitaminas que consume una persona, porque depende de muchos factores". Por ejemplo, no es lo mismo alguien que exprime las naranjas y se toma el jugo de inmediato, a alguien que se lo toma minutos después o que compra el jugo ya preparado. "Por eso, ante la duda mejor suplemental", asegura Chaves.

PUBLICADO: 19 de Junio, 2015 AUTOR: