7 pequeños cambios en la dieta que traerán beneficios a su salud

  • Conversemos

  •  

1. Comer a sus horas. No debemos esperar más de cinco horas entre una comida o la otra porque de lo contrario estaremos muy hambrientas y eso lleva a que comamos en exceso. Algunas personas piensan que saltándose alguna de las comidas bajaran de peso y realmente ocurre lo opuesto.

Lo ideal es comer cinco veces al día: desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena.

2. Jamás se brinque el desayuno. Saltarse la primera comida del día genera que nuestro cuerpo se ponga en modo de hambruna y acumule todo lo que puede porque siente que no habrá comida disponible.

3. Diferencie las grasas saludables de las grasas no saludables. Cuando consumimos alimentos que contienen grasa vamos a sentir más saciedad, entonces comeremos menos en la próxima ocasión. Sin embargo, comer la grasa incorrecta no será tan beneficiosa para nuestra salud. Un cambio pequeño será cambiar el queso crema, que es alto en grasa saturada, por mayonesa que es baja en grasa saturada y alta en grasa insaturada.

4. Escoger los carbohidratos correctos y cuidar el tamaño de las porciones. El pan es un alimento 100% saludable si se elige de granos integrales. En cuanto a la porción, hay que saber que los carbohidratos no engordan, lo que engorda es el exceso de carbohidratos.

La pasta, por ejemplo, es una opción saludable pero se debe consumir solamente media taza de pasta cocinada. La manera de disfrutar de una comida de ese tamaño y no quedarse con hambre es rellenando el resto del plato con vegetales, legumbres y una proteína magra como camarones o pollo a la parrilla.

Una forma fácil de medir la porción es que debe ser del tamaño de nuestro puño, nunca del tamaño de nuestra cabeza.

5. Distribuya bien su plato. La mitad del plato siempre debe de ser con vegetales, una cuarta parte del plato debe de ser un alimento alto en fibra como arroz integral o quinoa, y la otra cuarta parte debe de ser de una proteína magra.

6. Regule la ingesta de azúcares. Hay que comer menos dulces pero comer mejor, por ejemplo cambiar las galletas por un trozo de fruta.

7. Cuidado con las bebidas. Se deben evitar las bebidas que no agregan ningún valor nutricional y solo aportan calorías, como las gaseosas. Es mejor preferir agua o limonada sin azúcar.

Fuente: Keri Gans, nutricionista y autora del libro "The Small Change Diet: 10 Steps to a Thinner, Healthier You".

PUBLICADO: 22 de Septiembre, 2016 AUTOR: