Si tiene riesgo de cáncer ¡Hágale la cruz a éstos alimentos!

  • Conversemos

  •  

En Costa Rica todos los días se diagnostican 24 nuevos casos de cáncer; 8.760 al año, probablemente usted tenga alguna vecina, compañera de trabajo o familiar que haya recibido esta dura noticia.

En una población tan reducida como la costarricense, éstas cifras ayudan a aumentar las probabilidades de ser la próxima diagnosticada con cáncer. Y si a eso le suma una mala alimentación recargada de carbohidratos, azúcares y grasas; el sedentarismo, el envejecimiento, la herencia genética, la obesidad y el hábito de fumar o ingerir alcohol, usted se está convirtiendo prácticamente en una bomba de tiempo.


Diferentes estudios realizados por investigadores estadounidenses y europeos muestran como la alimentación puede modificar los procesos cancerígenos, ya sea para prevenirlos o produciendo una mayor incidencia de desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Para prevenir el ser parte de esas lamentables estadísticas, es mejor que elimine algunos alimentos de su alacena, eso sí recuerde que una alimentación balanceada no es garantía de evitar ser víctima de la enfermedad, pero ayuda a disminuir el riesgo, explicó la nutricionista Mariamalia Escoto.

¡Evítelos!


  1. Aspartame: estudios muestran como el consumo excesivo de éste edulcorante puede aumentar la incidencia de padecer ciertos tipos de cáncer (cerebro, mamas, leucemia y linfoma). Lo podemos encontrar en los sustitutos del azúcar, como bebidas y alimentos light o bajos en calorías. 
  2. Preservantes: el consumo excesivo de éstos (nitratos y nitritos) pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de estómago. Están presentes prácticamente todos los alimentos procesados y enlatados. Lo mejor es consumir alimentos frescos y preparados directamente en el hogar. Mejor aún si son orgánicos.
  3. Alcohol: el consumo excesivo de alcohol interviene en la formación de tumores en la boca, esófago, faringe, hígado y laringe. No está mal que se tome una copita de vino o algún trago ocasionalmente, pero sin caer en excesos.
  4. Carne de res: la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que las personas que tienen un menor consumo de carne son menos propensos a padecer esta enfermedad mientras que las que consumen más carne tienen una mayor incidencia a padecer cáncer de colon, mama y próstata, debido a su contenido de grasa saturada y a la formación de aminas heterocíclicas (HCA) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) durante su cocción. Puede sustituirlas con carnes blancas como el pollo y el pescado u optar por una dieta vegetariana.
  5. Azúcar blanca: la imposibilidad de nuestro cuerpo para procesar el azúcar blanca y los azúcares refinados (Sacarosa) en su proceso de fermentación a glucosa contribuyen a una mayor producción de células cancerosas. Recuerde que las harinas de las galletas, postres y panes forman parte de este grupo, no abuse de ellos y reemplácelos con productos integrales preferiblemente.
  6. Grasas: Disminuya el consumo de alimentos altos en grasas saturadas como la natilla, el paté, queso crema, mantequilla y manteca, asociados al aumento del riesgo de padecer cáncer. 

Proteja su salud aumentando la ingesta de:

  1. Huevos: Proteína con alto contenido de ácidos grasos insaturados que protegen nuestro sistema cardiovascular. Su contenido de vitamina D ha demostrado cumplir un rol importante en la prevención de formación de células cancerígenas, en órganos como el colon y mamas, entre otros.
  2. Fibra dietética: se encuentra en las frutas, vegetales y harinas integrales.
  3. Vitamina C: aumenta nuestro sistema inmunológico y sube nuestras defensas para protegernos de las células cancerígenas.
  4. Vitamina A y carotenos: los podemos encontrar en la leche, los huevos y en las frutas de color verde oscuro, amarillo y anaranjado.
  5. Vitamina E: es un antioxidante que previene la oxidación de las células. Se encuentra en los aceites vegetales y en el germen de trigo.
  6. Vegetales y frutas: son una fuente de vitaminas y minerales. Reducen el riesgo de cáncer de boca, faringe, esófago, pulmón, estómago, colon, recto, ovario y endometrio.

Fuentes: Dra. Mariamalia Escoto, nutricionista (Tel.: 2592-2664) correo: mescoto@saludcompleta.net  Facebook: Salud completa centro de nutrición y bienestar / Dra. Daniela Umaña, nutricionista, correo: daniumb23@hotmail.com   Facebook: Dra. Daniela Umaña