Expertos insisten en promover meriendas saludables en menores en edad escolar

  • Conversemos

  •  

La llegada a clases es más que los cuadernos y los uniformes. Las meriendas y posibles almuerzos son esenciales para los menores; no obstante, no es suficiente con solo un par de galletas y un jugo azucarado.

Es necesario tomar en cuenta una serie de variables que además de evitar posibles males nutricionales motivará al menor a ingerir alimentos más saludables.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que en los menores costarricenses en edades entre entre 6 y 11 años presentaron un en promedio un 29,1% de grasa en su cuerpo; porcentaje elevado si se considera que el 70% del organismo se constituye por agua y el restante 30% es grasa, músculos y huesos.

Agregue al más que solo alimentos saludables.
FOTO: shutterstock ampliar

Ante esta alerta, entidades como el Ministerio de Educación Pública (MEP) y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hacen un constante llamado a impulsar dietas saludables para el curso lectivo 2015.

Entre los proyectos destaca el programa Psicomotricidad Infantil (PSICOMI-UNA) conformado por el Escuela de Movimiento Humano y Calidad de Vida de la Universidad Nacional (CIEMHCAVI-UNA), la Municipalidad de Belén, el MEP y la CCSS.

Esta iniciativa busca dar un abordaje más integral al tema del sobrepeso y obesidad en los menores de edad. Por el momento el programa se implementa en dos centros educativos de Heredia.

Carlos Álvarez, investigador del (PSICOMI-UNA) y responsable de esta propuesta, explicó que se trata de una intervención multinivel donde se trabaja el tema con los niños, educadores y padres de familia.

"Los niños entre 6 y 11 años presentan en promedio un 29,1% de grasa en su cuerpo, porcentaje muy elevado si se considera que el 70% del organismo se compone de agua y el restante 30% de grasa, músculos y huesos, según la Organización Mundial de la Salud."

Consejos para hacer en casa. Juan Carlos Reyes, experto en pediatría, aconsejó iniciar el abordaje de meriendas saludables desde la casa. Para él es indispensable empezar con el ejemplo, ser flexible con las meriendas y conocer más afondo los gustos de los menores. La flexibilidad es una de las claves para que la comida saludable sea constante en el tiempo. Dice que los alimentos con poco valor nutricional también se pueden incluir y asegura que lo ideal es buscar un balance en el gusto de los menores y el interés nutricional de los padres.

Reyes recomienda empacar adecuadamente las meriendas, debido a que después de dos horas ciertas comidas pueden generar el crecimiento de bacterias. Lo ideal es usar bolsas con cierre hermético.

Insiste en priorizar los alimentos naturales y dejar de lado los empacados o procesados. Además, asegura es la edad perfecta para acostumbrarlos a comer fibra prefiriendo el pan de este tipo a uno blanco.

Incluya alimentos variados y coloridos en las meriendas de los niños.
FOTO: Shutterstock ampliar

"Deben predominar las frutas sobre las galletas o golosinas. También puede incluir vegetales como la zanahoria, el apio y pepino en la merienda, estos se mantiene en perfecto estado a temperatura ambiente y por sus colores y texturas son atractivos", concluye el pediatra.


PUBLICADO: 06 de Febrero, 2015 AUTOR: