El plan piloto llamado
El plan piloto llamado "Ingenio para armar tu futuro" incluye kits de ejercicios de mecánica, electrónica y computación desarrollados por 20 profesionales de Intel
Cortesía de Priscilla Arias.

Aún existe una importante brecha de género en materia laboral: las mujeres ganan, en promedio, un 27% menos que sus pares hombres y son pocas las que se dedican a labores consideradas "masculinas", como la ingeniería y la ciencia. Con el fin de acabar con esos estereotipos, cada vez más empresas se comprometen a incentivar en las niñas el amor por las herramientas que las convertirán, si así lo desean, en ingenieras o científicas.

Una de ellas es Intel que, en alianza con la Asociación para el Liderazgo y Ascenso Social (ALAS), realizó un taller de ingeniería para los y las estudiantes de quinto grado del Colegio Metodista el pasado jueves 18 de junio.

El plan piloto llamado
El plan piloto llamado "Ingenio para armar tu futuro" incluye kits de ejercicios de mecánica, electrónica y computación desarrollados por 20 profesionales de Intel.
Cortesía de Priscilla Arias.

Mientras que el 12% de los niños aspira estar casado o tener hijos a los 25 años, solamente el 6% de las niñas comparte ese deseo.


Este formó parte de un plan piloto llamado "Ingenio para armar tu futuro" que incluye kits de ejercicios de mecánica, electrónica y computación desarrollados por 20 profesionales de Intel y cuyo fin es la promoción de la ingeniería con enfoque de género.

El enfoque es práctico ya que los estudiantes estarán desarrollando ejercicios de manera mensual. La iniciativa se une a otras que realiza la empresa que permiten que las niñas y jóvenes amplíen su panorama en materia laboral y educativa.

"Trabajamos con iniciativas como STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática) y las dinámicas de Juguemos a ser Ingenier@s, para que desde edades tempranas, las niñas y adolescentes conozcan las diferentes ingenierías de una manera creativa y divertida, con la intención de que a futuro se pueda disminuir la disparidad que tenemos hoy en muchas de estas áreas", indicó Cindy Oconitrillo, Gerente de Relaciones Comunitarias y Voluntariado de Intel.

"Ingenio para armar tu futuro" es el nombre del plan piloto que ALAS e Intel ejecutan en el Colegio Metodista.
Cortesía de Priscilla Arias.

Prefieren estudiar, antes que matrimonio e hijos

Como parte del plan piloto, se realizó un diagnostico con los niños del colegio Metodista y se determinaron importantes hallazgos. Por ejemplo, mientras que el 12% de los niños aspira estar casado o tener hijos a los 25 años, solamente el 6% de las niñas comparte ese deseo.

Aún así, se encontró que la mayoría de las niñas desean ser doctoras, veterinarias o chef, mientras que ellos añoran ser tecnólogos, ingenieros o científicos.

"Algunos resultados nos dan esperanza y nos inspiran a continuar con el plan, por ejemplo una niña aspira a ser astronauta y otra quiere ser ingeniera en robótica", comentó Cristina Izquierdo, co-directora del plan piloto para ALAS.

Lejos de forzar los intereses propios de los infantes, el objetivo de ALAS e Intel es que descubran sus capacidades para que, en varios años, entren a la universidad seguros de su decisión.

Etiquetado como:
  • mujer en la ingeniería
  • ingeniería