Nadja Holtz: la tica que se abre camino en Hollywood
Nadja Holtz: la tica que se abre camino en Hollywood
Nadja Holtz

Con solo escucharla un par de minutos al teléfono es posible detectar la pasión que Nadja Holtz siente por el arte, principalmente por el teatro. No solo por lo que dicen sus palabras, sino por la forma en que lo dice.

Esta costarricense tiene claro que vivir del teatro no es cosa fácil y mucho menos lograr lo que ella: llegar a las grandes ligas de Hollywood.

Asegura se trata de un gremio pequeño, lo mismo que las posibilidades reales de ingreso. Sólo un 25% de los actores en esa industria ganan más de $5.000 al año. Esta es la principal razón por la que son frecuentes las historias de artistas que optan por carreras nuevas y dejan en sueños la carrera de brillar en la pantalla.

Todo esto Nadja lo tiene claro y sabe que no será fácil. Aún así, afirma que va por la ruta correcta. A un paso estable, avanzando, sin ansiedad, con los pies en la tierra y la humildad necesaria para llegar a ser figura en la pantalla grande.

Inició muy joven su carrera como actriz, antes de terminar la universidad. En cuanto casting se anunciaba ahí estaba ella audicionando, todo con tal de hacerse un trecho en el medio costarricense.

Puede ser que su nombre no le resulte muy conocido. Pero muy probablemente sí la ha visto en uno que otro anuncio publicitario o en algún cortometraje.

La verdad no se puede pasar por alto el éxito que tuvo en uno de sus primeros trabajos, y –aunque no están patrocinando esta nota– es indispensable recordar aquel publicitario de Ópticas Visión en el que una mujer sale de su casa y con la vista borrosa se sube a un auto rojo y no es hasta que se coloca los lentes nuevos que se entera de que se había subido a otro auto, fue tal su impacto que cae al suelo de inmediato. La protagonista de esa historia era Nadja Holtz.

Fue gracias a este trabajo y su participación en otros proyectos en Costa Rica, como en El Hijo de la 40 o Teléfono, que logró ser parte del último video de Ariana Grande Everyday y firmar con una de las agencias más importares de los Ángeles.

Desde aquella ciudad de Estados Unidos Nadja Holtz nos habló sobre su vida, sueños y proyectos. Abajo un extracto de su conversación con revista Perfil.

P. ¿Cuéntenos un poco de su vida, de sus raíces? ¿Dónde nació esa pasión por el teatro?

N. Mi nombre es extraño por eso. Mi mamá es costarricense y mi papá Alemán. Me crié en Costa Rica y por insistencia de mi padre terminé el colegio en Alemania.

Para obtener el título me pedían algún tipo de arte, ahí fue cuando me enamoré del teatro. Conocí la disciplina, me encantó y empezó la fiebre por la actuación. A los 17 años ya me había enamorado de este arte.

Mi madre me dijo que si lo que me interesaba era la actuación, debía conocer primero cómo funcionaba el negocio. Regresé a Costa Rica para cursar cine y televisión en la Universidad Veritas. En el 2010 me convertí en la primera mujer en graduarme de esa carrera –en esa universidad– sabiendo que lo quería era continuar en actuación.

En la universidad aproveché los proyectos para ser parte del elenco. Nadie quería actuar, todos querían dirigir.

Eventualmente un profesor me dijo: "Nad se te nota que lo tuyo es la actuación". La carrera la enfoqué en producción, al tiempo que aproveché para audicionar en todas las agencias posibles.

Fue así como empecé con el tema de los anuncios. Me metí en todo lado conociendo a todo el mundo en el medio.

P. ¿Un ícono es el anuncio de Ópticas Visión?

PUBLICIDAD

N. ¡Qué risa! Ese es el anunció de Costa Rica (risas).

P. ¿Qué otros proyectos realizó en ese tiempo?

Hice cerca de 20 anuncios comerciales. Mi primer cortometraje fue Teléfono, que llegó al Festival de Cannes del 2005, en la sección de cortometraje.

El último proyecto en el que dije: "ya me toca irme" fue el Hijo de la 40 dirigido por la directora nacional Erika Bagnarello, en el que interpreté a una prostituta.

Erika llevó ese proyecto a varios festivales donde le fue muy bien, entre ellos al Festival Latinoamericano en los Ángeles. A este último vine y fue ahí donde vi la necesidad de generarme una carrera.

El gusanito siempre seguía ahí. Hice el anuncio de Óptica Visión y otros proyectos en Costa Rica que me decían que siguiera mi deseo de una carrera en actuación.

Luego me salió la oportunidad de hacer un trabajo con Discovery Channel. Con estos dos proyectos conocí a gente de Estados Unidos y me vine.

A decir verdad todas las oportunidades hasta entonces se dieron en Costa Rica.

El 20 de julio cumplí dos años de estar en los Ángeles. La ciudad me ha tratado bien. Como ya había estado en Nueva York ya había visto lo competitivo que es el mercado. Gracias a Dios he podido conocer a la comunidad latina que trabaja aquí.

En estos dos años ha hecho cinco comerciales, participé en el video musical de Ariana Grande Every Day, y tengo otros proyectos sociales.

Me han salido oportunidades acá que me permiten sostenerme, con lo caro que son las cosas. Lo he logrado: mantenerme, humildemente pero bien, contenta, seguir las metas y ojalá crearme esa carrera. El deseo es poder llegar a sostenerme completamente de la actuación.

P. ¿Cuáles son esos proyectos que le han permitido mantenerse?

N. En lo posible busco que sean de la industria, como la representación de marca. Me gusta porque el mundo de la actuación termina representando a un producto.

Cosa que me pueda inventar lo hago, ahorita soy princesa Moana para las fiestas de niños. Me encanta porque es crearles ese mundo mágico.

Para el Gobierno de los Estados Unidos he trabajado en las re-actuaciones que les pasan al Cuerpo de Marines, donde se generan potenciales situaciones de seguridad.

Recientemente, gravé un episodio con Love Connection en canal Fox, que si bien no es teatro está vinculado con televisión. Un logro fue el video con Ariana Grande y lo último es un papel para la obra Cubalibre que se realizará en West Hollywood en teatro Macha.

Ahí me la he jugado.

P. ¿Cómo ha sido el trabajo de buscar ese espacio en una industria tan competitiva?

N. Aquí funciona con plataformas virtuales. Existen tres principales para quienes llegan sin curriculum. A través de ellas se distribuye un 25% de los proyectos del mercado.

En las audiciones uno busca quedarse con el trabajo y concretar conexiones con los directores de casting.

Gracias a Salma Hayek y Sofía Vergara se ha generado mucha popularidad para las hispanohablantes con un idioma neutral y eso me ha beneficiado.

Una vez con una hoja de vida amplia uno puede optar por un agente, ellos son los que manejan el otro 75% de contratos del mercado.

Existe un agente teatral y otro comercial. Ellos eligen si te representan o no, ya que ganan un 10% de los ingresos que generan a los actores. Si no estas generando dinero por tu propia cuenta, difícilmente te van a firmar porque sienten que tienes que trabajar mucho antes de que ellos generen dinero.

Yo logré firmar con L.A Talent, una de las agencias top a nivel comercial.

Tener este agente me ayuda para poder acceder a proyectos como el Super Bowl. Con el representante tengo acceso al 75% que no puedo acceder sola.

El mismo proceso se realiza con el teatral.

P. ¿Hace cuánto tiene agente? ¿El video con Ariana Grande es fruto de su vínculo con la agencia?

N. Yo firmé con la agencia comercial porque logré conseguir por mi cuenta el proyecto de Ariana Grande. Se dio que cuando estaba terminando el video inició el periodo de firma de agentes comerciales.

La ventaja es que venía con mucha experiencia de Costa Rica. Para ellos resultó mágico. Ellos estaban sorprendidos de que aún no estuviera en la union actors; con tanta experiencia comercial, teniendo el look latino que están buscando, en el rango de mamá joven y además hablo español.

Fui a 18 entrevistas con agentes comerciales y recibí 12 respuestas de que me querían firmar. De ellas terminé eligiendo a L. A. Talent.

Fue una experiencia interesante, aprendí que era bastante mercadeable y que venía con un curriculum bueno de Costa Rica que se estaba reconociendo.

Ahora con los agentes estoy dándome a conocer. La idea es conseguir un comercial en el Super Bowl porque ahí el nivel de ingreso es mucho mayor. La preparación se está dando para llegar a eso el próximo año.

P. ¿En qué consiste esa preparación? ¿Es más cómo artista o depende más de negociaciones?

N. Es mucho de todo. Es mercadear el nombre, ser más que la chica de los pantalones rojos. Estar pendiente de qué está en el mercado. Por ejemplo, me toca ponerme el pelo café oscuro para dar en 30 segundos la imagen que ellos tienen de una latina. Nosotros sabemos que no es cierto, porque hay latinas rubias y de ojos azules, pero es lo que buscan.

El peso es parte de la industria. ¿La mamá en el comercial tiene que estar super delgada o cómo debe estar? Y paralelamente medirme con las opciones en cine y televisión.

Es conseguir un balance, entre los agentes, el manager y lo que yo quiero para mi carrera.

P. ¿Qué opina de la industria del cine en Costa Rica?

N. Yo tengo demasiada fe de que Costa Rica termine siendo el Hollywood de Latinoamérica. El nivel de producciones, las locaciones, el talento y el clima que favorece al país, lo convierten en el punto perfecto para desarrollarse.

Me alegra que se haya generado la Comisión Fílmica de Costa Rica, liderada por José Castro. La idea ahora es crear un incentivo para que la gente de afuera filme en Costa Rica y pueda darse el principio de una industria.

Lo veo completamente alcanzable. Si el ingreso de Costa Rica es el turismo, ¿por qué no aprovechar el turismo fílmico que genera mucho dinero por toda su producción?

Hay mucho por hacer y es emocionante.

Siempre batallo con eso, porque qué bonito ser pionero. Pero al estar en los Ángeles lo que estoy haciendo es nutrirme de esta industria ya establecida. En mi mente siempre está la idea de regresar a Costa Rica y ser pionera, porque la producción también me encanta.

Yo veo mis compañeros, su trabajo y el esfuerzo que están haciendo por generar una unión, que es donde está la industria. Por otro lado, creo que aquí estoy a prendiendo mucho que me puede servir para colaborar en mi país, donde está mi corazón.

P. ¿A qué se debe el avance que ha tenido en tan solo dos años?

N. A la experiencia y el entendimiento de la industria en Costa Rica. Acá me preguntan que de dónde es esa experiencia, bueno es de Costa Rica.

En lo que pueda meto a Costa Rica. Quizá más joven pude haber subestimado mi país, pero estaba completamente equivocada.

P. En otra entrevista usted dijo que no había coincidido con Ariana Grande durante la grabación del video. ¿Ha logrado contacto con otra figura que le haya ayudado en su carrera?

N. En el mundo del entretenimiento he conocido a muchas personas. Me dio risa porque en un trabajo como background, al que no quería ir, me pasó algo loquísimo. Me encontré con Amy Shumer, actriz, comediante y productora, y estaba ella de background y dije: no puede ser qué loquera.

La conocí y muy buena gente. Yo pensando en que no quería ser figura del público y ella con su carrera y todo estaba ahí.

He podido platicar con Jennifer Lopez. Ella es de mucha inspiración para mí, fue de las primeras mujeres latinas en romper paradigmas en televisión.

Lo bonito es que actores tan grandes como ellos lo que tienen es buenos contactos, y al igual que uno están buscando el siguiente proyecto.

La verdad, es que la realidad da susto. El 75% de los actores en Hollywood hacen menos de $5.000 anuales. Entonces, ser parte del 25% que gana más de eso es un gran reto. Es una industria de menos de 100.000 personas y eso llama la atención y se cree facilísimo entrar.

Esta gente del medio lo que han hecho por mí es motivarme. Pucha, conocerlos y a sus carreras es una motivación porque lo veo bastante alcanzable. La mitad de mi clase ahora son personas reconocidas en el medio y han podido generar sus carreras, saber que yo tuve acceso a los mismos profesores... eso es motivación.

P. ¿De sus experiencias cuáles la han marcado?

N. Creo que el video de Ariana Grande fue interesante, porque después de esta producción Fox me contactó, el equipo de Grande tiene una muy buena relación con el canal. Me escribieron diciéndome que habían visto mi perfil y que pensaban considerarme para el proyecto.

Hacer un reality no le conviene a quienes quieren hacer carrera en actuación. Es un riesgo bastante grande, pero hablándolo con el manager y analizando que se trata de un único episodio vimos que en lo absoluto nos perjudica, contrario a programas de temporadas completas.

No lo he visto en el aire. Siempre está el factor de la edición.

Estoy feliz, aprendí muchísimo del formato del reality TV.

Siento que en el mundo de videos musicales ya llegué al top con Ariana Grande, ahora tengo que buscar proyectos de la misma calidad para mantener un buen curriculum. Con el reality también me posicioné con el top porque son de los productores ejecutivos más importantes en reality.

P. ¿Tiene fecha estimada para regresar a Costa Rica?

N. Tengo claro que para generarme una carrera se necesitan por lo menos 10 años. A veces dicen: "es que esa persona se hizo conocida de un día para otro", pero vieras que no. Yo entiendo que esa no es la realidad, uno no los conoce y tienen 10 años de estar haciendo relaciones con directores de casting y dándose a conocer.

La mayoría empieza super joven, yo también tengo esa ventaja. Siento que tengo años en la industria, lo que pasa es que tengo dos de haber iniciado en Estados Unidos y de la misma forma que inicié en Costa Rica lo estoy haciendo aquí.

Creo que voy muy bien, a buen ritmo y no creo en renunciar. Mucha gente se da por vencida porque la carrera no le paga. Los números son muy bajos, terminan eligiendo otra carrera.

En mi caso, de momento no tengo hijos y es una lucha constante con uno mismo, porque uno dice: pucha, también tengo deseos de una familia propia, pero solo sostenerse uno y la carrera es complicado.

Hay que llegar a ese balance de cómo manejar esto, porque uno quiere seguir viviendo la vida de uno y está la realidad de la carrera y las presiones económicas que vienen con ella.

No tengo fecha límite. Sé que soy artista. Para mi no existe la posibilidad de no hacer actuación, no existe esa visión de vida.

Mi meta es aportar artísticamente y trabajar en no juzgar a los demás, es explorar la vida de todas las personas posibles y siempre de un punto de vista de compresión y honestidad en lugar de estar juzgando.

Ahora vamos a ver si logro hacerlo sin tener que trabajar de lado, esa es la meta.

Fotografías: Marisol Cubero & Chusi Castillo, Ana Lucia Rodríguez Tinoco, Gina Briganti-Camp.

Etiquetado como:
  • Nadja Holtz
  • costarricense
  • mujer
  • Hollywood