Guerreras por la vida: el cáncer de mama es un obstáculo pero no el final del camino

  • Conversemos

  •  

El cáncer de mamá es una realidad. 1 de cada 8 mujeres tiene probabilidades de desarrollar esta enfermedad en algún momento de su vida. Sin embargo, cuando se diagnostica temprano y se trata de manera adecuada, las probabilidades de supervivencia son sumamente altas. El miedo de muchas mujeres de realizarse la mamografía o de visitar al doctor por cualquier anormalidad en la mama únicamente empeora la situación.

En Costa Rica, según el Centro de Desarrollo Estratégico e Información en Salud y Seguridad Social (CENDEISS), cada año se diagnostican aproximadamente 400 nuevos casos de cáncer de mama entre la población femenina, a la vez que la incidencia ha aumentado considerablemente durante la última década. Estos factores han ocasionado que esta afección mamaria se posicione en el primer lugar de mortalidad por cáncer entre las mujeres.

A pesar de que cada caso debe ser examinado por el especialista para determinar las causas, el tratamiento y el pronóstico de cada paciente, los casos de cáncer limitados a la mama, tienen una tasa de supervivencia a cinco años de inclusive un 98%, siempre y cuando se siga el procedimiento establecido.

En este mes, dedicado a la lucha contra el cáncer de mama, Perfil presentará el especial "Guerreras por la vida: venciendo al cáncer de mama", en el cual contaremos la historia de vida de cuatro mujeres que lograron vencer esta enfermedad y ganar la batalla más importante, la de la vida.

Para esta primera edición, Perfil conversó con la Doctora Sylvia Wang, ginecóloga oncológa y especialista en tumores mamarios del Hospital México, sobre la importancia de identificar tempranamente cualquier posible signo de cáncer de mama, así como del panorama actual en el país.

¿Cómo es el panorama en Costa Rica con respecto al cáncer de mama?

Desde el 2010, el cáncer de mama sobrepasó la incidencia de cáncer de cérvix y ocupa el primer lugar en mortalidad para la mujer. En la actualidad, las pacientes están yendo a la consulta en estados menos avanzados porque existe un programa de tamizaje, mas la palpación del nódulo sigue siendo la primera manifestación y esto no debería llegar a ocurrir, puesto que deberían presentarse cuando aún se encuentran en estados tempranos, en estadíos no palpables, identificados mediante el tamizaje.

¿Qué factores inciden para que una mujer desarrolle cáncer de mama?

Existe un porcentaje de entre un 10% y 15% que lo desarrolla por herencia, también puede ser por mutaciones genéticas o por el hecho de que la paciente tenga familiares de primer o segundo grado con cáncer de mama por debajo de los 50 años, lo que le confiere un mayor riesgo. De igual manera, cuando la paciente tiene un período estrogénico muy aumentado, es decir si comienza a menstruar muy tempranoy que tiene una menopausia muy tardía, tiene un período estrogénico mayor a los 40 años. El hecho de que esté recibiendo estrógenos por períodos tan largos también le confiere un mayor riesgo, así como el recibir terapia de reemplazo hormonal combinada, estrógenos con progesterona, y principalmente cuando la paciente nunca se realiza estudios, que aunque esto no significa que se le descubrirá un cáncer de mama, se le diagnosticaría en estados más avanzados.

¿Existe alguna manera de prevenirlo?

Eventualmente, realizarse la mamografía en forma rutinaria. De acuerdo a las normas nacionales es cada 2 años. Si la mujer se realizara los estudios de tamizaje, que se llaman así porque todavía no tienen un diagnóstico sino que se realizan por control, se podrían detectar lesiones premalignas, como el carcinoma ductal in situ, que podría conferir lesiones malignas.

En este momento, el estudio que está aprobado para tamizaje de cáncer de mama es la mamografía, y adicional a la mamografía, para complementar, es el ultrasonido, pero el ultrasonido aún no ha sido aprobado como medio de tamizaje.

¿Cuáles son los signos de alerta?

La mayor cantidad de pacientes creen que el dolor se asocia con algo, pero el dolor no nos traduce ningún signo de malignidad. Los principales signos de alerta son sentir alguna masa, algún abultamiento anormal, que la piel se ponga roja, más gruesa, que de repente comiencen a sentir ganglios, o que una mamografía salga alterada.

¿Qué debe hacer una mujer en el momento en el que una mamografía resulta alterada?

Acudir al especialista en cáncer de mama para que se le haga la biopsia. La biopsia es lo único que nos confirma si existe o no malignidad.

¿Cuál es la tasa de supervivencia a esta enfermedad?

La tasa de supervivencia depende del estadío. En estadíos I, la posibilidad de supervivencia a 5 años es mayor a un 90%, si la paciente se diagnostica en estadíos más avanzados o si es metastásico *caso en el que el tratamiento es paliativo, no curativo) conforme más avanzado sea el estadío menor es la tasa de supervivencia.

¿Poseen los tratamientos alternativos algún respaldo científico?

No, mientras que no exista evidencia científica de que el tratamiento es adecuado, no se recomienda ningún tratamiento alternativo. Estos lo que generan es que la paciente siga con un tumor que va a ir avanzando sin recibir el tratamiento adecuado.