Dieta mediterránea: herramienta para disminuir males cardiovasculares

  • Conversemos

  •  

Los males cardiovasculares son más frecuentes de lo que nos imaginamos. En el país cerca del 81% de las muertes se deben a este tipo de padecimientos y entre las principales causas se ubica la mala nutrición, según la Organización Mundial de la Salud.

Para erradicarlo expertos proponen la dieta mediterránea como herramienta para la disminución de este tipo de padecimientos.

Priscilla Marín, nutricionista costarricense, es una de ellas. La nutricionista asegura que los desordenes alimenticios se relacionan directamente con males cardiacos y la aparición de enfermedades crónicas que podrían ser prevenibles con un tipo de dieta como la mediterránea.

"La alimentación tiene un papel central tanto en la prevención como en el tratamiento de algunos problemas de salud altamente prevalentes en la actualidad", expone Marín.

Por su parte, la Fundación Dieta Mediterránea asegura que el consumo adecuado de frutas, cereales, productos lácteos y vegetales reducen la presencia de dolencias.

Pirámide de dieta mediterranea le indica qué comer y con qué frecuencia.
FOTO: Recopilado de Fundación Dieta Mediterranea. ampliar

La postura de la Fundación se respalda con un estudio realizado por expertos del Departamento de Salud del Medio Ambiente, Medicina y Epidemiología de la Universidad de Harvard, en Massachusetts.

En el cual se involucró a 780 voluntarios que siguieron al pie de la letra una dieta mediterránea. Al finalizar los encargados de la investigación aseguraron que quienes modificaron el estilo de vida e incorporaron la dieta lograron disminuir el riesgo de problemas cardiovasculares y un 35% menos de sufrir síndrome metabólico.

Pirámide. Como parte del día a día y la necesidad de una dieta fácil y saludable, la Fundación, junto a una serie de instituciones, actualizaron la pirámide de la dieta mediterránea.

Entre los cambios situaron a los vegetales como pilar de la nutrición; mientras que algunos otros alimentos como los dulces y carnes rojas pasan a último plano.

Los expertos coinciden en la necesidad de un cambio de vida: más actividad física y mejor alimentación.

PUBLICADO: 03 de Junio, 2014 AUTOR: