Sentirse en control de su vida podría permitirle vivir más y mejor

  • Conversemos

  •  

Las personas que se sienten en control y confían en que alcanzarán las metas a pesar de las dificultades son más propensas a vivir vidas más largas y saludables, asegura un estudio de la Universidad de Brandeis y de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos.

Esto es especialmente cierto entre las personas con menos educación.

Si se emociona en lugar de asustarse o tranquilizarse ante ciertas emociones, será más fácil resolver cualquier problema.
Si se emociona en lugar de asustarse o tranquilizarse ante ciertas emociones, será más fácil resolver cualquier problema. FOTO: Shutterstock.com ampliar

Estudios anteriores habían demostrado que las personas con un diploma de escuela secundaria o menos educación tienden a morir más jóvenes que los que tienen un título universitario o de formación de posgrado.   Sin embargo, este nuevo hallazgo señala que lo anterior no es una reñala que lo anterior no es una regla dura y rápida.

De hecho, en la investigación se vio que las personas con menor nivel educativo y con mayor percepción de control en su vida tuvieron una tasa de mortalidad tres veces más baja que las que tenían menor sensación de control.

"Una persona con menos educación, pero con un alto sentido de control es prácticamente indistinguible de una persona de educación superior", asegura Margie Lachman, una de las investigadoras, quienes encuestaron a unas 6.000 personas.

Los investigadores consideran que el estudio tiene múltiples implicaciones para la salud pública.

"Hay métodos y estrategias para mejorar el propio sentido de control, lo cual podría aumentar las actitudes y comportamientos que promuevan la salud y, finalmente, la reducción de los riesgos de mortalidad", dijeron en el sitio de la universidad.