11 antibióticos naturales para su salud

  • Conversemos

  •  

•   Ajo: Está compuesto por sustancias antisépticas que mantiene alejados los virus, bacterias y hongos, pocos microbios resisten la composición del ajo. Es muy eficaz para curar la gripe, resfriados, sinusitis e infecciones. Lo mejor es comer el ajo crudo, añadido a las ensaladas, sopas y platillos. Para curar un resfriado hay que tomar un diente de ajo crudo cinco veces al día. No se debe tomar ajo si se están ingiriendo medicamentos que evitan la coagulación sanguínea.

• Cebolla: Es familiar del ajo y con una composición similar. Las sustancias químicas que contiene hacen que la cebolla sea ideal para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis, etc.). Tópicamente es un buen desinfectante.

El ajo es un potente antibiótico natural.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

• Equinácea: Esta planta estimula nuestro organismo para luchar más y mejor contra las infecciones que nos atacan. Tiene propiedades antimicrobianas, es decir, funciona contra bacterias, hongos y virus. Se puede adquirir en cápsulas o hacer una infusión de la hierva. La infusión, por su parte, es cuando se vacía agua hirviendo sobre la planta en un recipiente y se deja reposar tapada durante 10 minutos.

• Eucalipto: Las hojas en infusión sirven para el disminuir los síntomas del asma, tos e influenza. Sobre la piel se aplica en heridas, llagas, quemaduras, úlceras o vaginitis, para ayudar a tratar las molestias. El eucalipto es un desinfectante muy efectivo en infecciones genito-urinarias. También es efectiva para pie de atleta, caspa, herpes y hongos. Asimismo, las hojas masticadas se usan para enfermedades bucales.

• Guayaba: Las hojas del árbol de guayaba tiene la capacidad de disminuir la infección en el intestino grueso cuando se consume en decocción o infusión. La decocción es un proceso mediante el cual se aplica agua fría encima de la hierba, se pone a hervir de 15 a 30 minutos, luego se conserva tapada durante varios minutos y se cuela. 

• Jengibre: Este es uno de los ingredientes más utilizados en la medicina china, es considerado un poderoso reforzante del sistema inmunológico. Sirve para prevenir y tratar los resfriados por su.Se usa como tónico estomacal (para tratar cólicos, diarreas, falta de apetito, digestión lenta, intoxicaciones y gases), para desórdenes broncopulmonares, contra el reumatismo, intoxicaciones, presión sanguínea y para mejorar la circulación.

• Limón: Este fruto es un antiséptico, cicatrizante, refrescante digestivo y diurético. El jugo de limón en agua es apto para la indigestión, pesadez gástrica, la gota e infecciones en la garganta. También se puede usar diluido en agua para gárgaras.

• Menta: Esta planta es excelente para combatir bacterias, principalmente aquellas que provocan problemas intestinales, por esta razón la menta es una aliada perfecta para el proceso digestivo.Masticas sus hojas brinda aliento fresco porque tienen propiedades antisépticas y matan las bacterias del mal olor.

La menta es excelente para combatir bacterias.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

• Orégano: En Costa Rica se aprovecha para problemas de bronquitis. Se debe usar en infusiones para infecciones de las amígdalas, tos y gripe. Las hojas pueden ser masticadas y tiene un efecto antiasmático y diurético. Funciona como antibiótico natural, antiespasmódico y contra la flatulencia y contra el estreñimiento. Se recomiendan de 15 a 20 gramos de hojas y flores por litro de agua, se toman dos tazas al día. La decocción se usa tópicamente en heridas, como antiséptica y cicatrizante, para llagas, sarna o problemas dérmicos. Es un excelente antioxidantes, es decir, evita el envejecimiento.

• Propóleo: Esto es una mezcla que las abejas obtienen de los árboles y luego procesan en las colmenas, convirtiéndola en un potente antiinfeccioso. Estos insectos la usan para proteger su hogar contra las bacterias, virus y hongos. Se le conocen las siguientes propiedades medicinales: bactericida, fungicida, antiviral, cicatrizante, intiinflamatorio, analgésico, antialérgico, anestésico y estimulante del sistema inmunológico.

• Tomillo: Esta planta tiene propiedades antivirales, a la vez, es un fuerte antibacteriano. Si bien, no mata las bacterias, impide que estas se multipliquen, así que complementa bien los tratamientos médicos. Si se aplica sobre heridas, es un gran desinfectante y ayuda a la cicatrización. No es recomendable para mujeres embarazadas, ni durante el ciclo menstrual; para la presión alta y el hipertiroidismo, es un producto irritante.

Fuentes: Libro Plantas Medicinales de Costa Rica de Hernán Rodríguez / Libro Plantas al servicio de la salud de Alonso Quesada Hernández / Sitio web www.ecoagricultor.com.

PUBLICADO: 18 de Marzo, 2014 AUTOR: