Una aspirina al día reduciría el riesgo de desarrollar cáncer

  • Conversemos

  •  

Una dosis diaria de esa pequeña pastillita blanca que tomamos para aliviar el dolor de cabeza y otros malestares puede reducir sus posibilidades de padecer cáncer y estómago e intestino. Tomar una aspirina diaria durante una década podría reducir las posibilidades de contraer cáncer de estómago e intestino o de morir a causa de esas enfermedades, según los hallazgos de un estudio divulgado la semana anterior.

La investigación fue desarrollada por expertos de la Universidad Queen Mary de Londres y publicada en "Annals Of Oncology".

Según el estudio, si todas las personas de 50 años y mayores en el Reino Unido tomaran ese fármaco durante un periodo de diez años, podrían prevenirse 122.000 muertes por los citados cánceres a lo largo de dos décadas.

Una aspirina al día durante diez años podría proteger su salud cardiovascular y la posibilidad de padecer cáncer.
FOTO: Archivo ampliar

Esos expertos encontraron que el fármaco reduce entre un 30 y un 40% el número de casos y de muertes por cáncer de intestino, estómago y esófago. Para lograr los beneficios las personas deben tomar aspirina por, al menos, cinco años.

"El efecto protector de la aspirina contra ciertos tipos de cáncer se conocía desde hace tiempo, pero hasta la realización de nuestro estudio, en el que se analizaron todos los datos disponibles, era difícil saber si las ventajas de tomar aspirina eran superiores a los inconvenientes", dijo Jack Cuzick, director del Centro para la prevención del cáncer del Instituto Wolfson de medicina preventiva de Londres.

Estudios previos se han referido a la relación entre el consumo continuo de este antiinflamatorio y la reducción de problemas cardiovasculares.

No obstante, los especialistas recomiendan tener cautela ante estos hallazgos, tal y como lo indica el médico internista Manuel Rojas Oreamuno:

"El ácido acetilsalicílico es una de las causas uno de gastritis erosiva y úlceras. Uno puede decir que la aspirina es buena para el corazón pero no adecuada para el estómago. Lo pacientes que tienen enfermedad diverticular −un mal que afecta al colon- pueden agravar sus cuadros por el uso de los antiinflamatorios no esteroides (entre los que se encuentra la aspirina)", advierte Rojas.

También, se deben descartar antecedentes de asma, ya que este medicamento puede agravar esta condición. La otra contraindicación se dirige a los pacientes hipertensos que no han controlado su presión arterial: consumir una aspirina en tales circunstancias puede desencadenar un vascular cerebral hemorrágico (sangrado dentro del cerebro y daño de los tejidos subyacentes).

Si no presenta ninguna de estas condiciones puede informarle a su médico e incluir esa rutina una aspirina para una vida más sana.

Fuente: EFE, AFP y médico internista Manuel Rojas Oreamuno.

PUBLICADO: 11 de Agosto, 2014 AUTOR: