¿Sabe usted cómo comprar vitaminas?

  • Conversemos

  •  


Siempre nos han dicho que al cuerpo hay que darle vitaminas para que funcione bien pero en caso de querer comprar suplementos vitamínicos ya preparados ¿sabe cómo debe comprar vitaminas?, ¿qué debe pedir?, ¿con qué criterio?, ¿de qué concentración?

Aquí le damos una guía para que sepa lo que debe considerar antes de comprar vitaminas.

Lo primero es tener claro que las vitaminas no son medicamentos pero si se consumen de forma responsable y apropiada  pueden prevenir o ser coadyuvantes de algunas enfermedades.

El suplemento es ideal que sea recetado por un médico o un nutricionista que recomendar las vitaminas porque aunque sabemos que son grandes alimentos no deben de consumirse de forma antojadiza, sino lo ideal es que sean recetadas de acuerdo a algún requerimiento específico y características de la persona, explica Ilima Malavassi, nutricionista.

Los requerimientos vitamínicos son distintos dependiendo de la edad, el sexo  y el ciclo de la vida en que está la persona, por ejemplo si es una mujer que está en embarazo, en menopausia, si es un adolescente o un niño en crecimiento o con alguna deficiencia.

vitaminas
FOTO: Shutterstock.com ampliar

“Hay que pensar en los registros sanitarios del producto, que sea aprobado por el Ministerio de Salud, porque a veces sucede que hay personas que se van a alguna macrobiótica a comprar algún producto y resulta que no siempre está cien por ciento aprobado o hay algún detalle algo confuso o de dudosa procedencia”, agrega Malavassi.

La persona debe conocer la necesidad por la cual va a consumir los productos. Es ideal que sea un multivitamínico porque contiene diferentes vitaminas que trabajan de forma sinérgica, unos con otros; en cambio,  si lo que busca es para un problema específico se puede comprar esa vitamina o mineral faltante.

Más allá antes de simplemente querer comprar un producto, recomienda saber por qué fue que se dio el problema o la deficiencia de esa vitamina, en el caso de alguien que tiene anemia  se le recomendará hierro pero además hay que saber qué pasa en la alimentación y en el organismo de esa persona que lo consumido no le llega, explica Mario Carballo, nutricionista de Vida Óptima.

También es importante saber si la vitamina es soluble o hidrosoluble, porque dependiendo de eso es la forma en que el organismo la podrá absorber y eliminar con más o menos facilidad del organismo. En un caso particular de abuso de una vitamina podría ocurrir una alergia, una intoxicación, un efecto inflamatorio o hepatitis, y por eso justamente es la importancia de  comprar vitaminas que estén debidamente certificadas, agrega Carballo.

Cada vitamina además tiene sus características propias que se identifican en los suplementos multivitamínicos y que se aprovechan de acuerdo a la evidencia científica hecha en estudios serios.

Al llegar a la tienda o macrobiótica donde comprará sus vitaminas explique al dependiente sobre sus características y necesidades indicando las razones por las cuales está buscando el suplemento en particular, algunas vendedores han recibido gran capacitación de parte de médicos y empresas serias.

"La gente que busca vitaminas lo hace principalmente porque se siente con un cansancio general, sin energía, sin ganas de nada... Algunos preguntan por una marca en especial y otros vienen referidos por médicos, pero en lo personal; creo que principalmente es necesario prevenir y tomar vitaminas ayuda a sentirse mejor", explica Antonieta Palma, de la macrobiótica Tony en Tibás.


Busque marcas que le den credibilidad, el tipo de formulación que le gusta y de preferencia que sea un producto multivitamínico.

Vitaminas en la comida sería el ideal, pero si las quiere comprar asegúrese de comprar en una tienda especializada o previa indicación médica.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

Revise que el producto que compra tiene la formulación de acuerdo a la edad de quien necesita ingerir las vitaminas, pues no es lo mismo la cantidad de vitamina C de un niño que la que requiere un adulto. Cada suplemento debe indicar la dosis diaria mínima requerida en una dieta de cierta cantidad de calorías para una persona de “x” años.

Los suplementos nutricionales, buscan complementar en cápsula, líquido o polvo; la dieta de la persona para que cumpla con todo lo necesario. La lógica detrás de la suplementación es dar en otra presentación algo que viene de los alimentos pero que por cuestiones de tiempo, estilo de vida o actividades,  potencialmente no se puede recibir de todos los alimentos ni todos los días.

Cada persona y cada caso es único y particular, para fortalecer uñas por ejemplo, hay ciertos nutrientes que participan en la formación de la uña y nosotros (GNC) lo tenemos disponibles para ese propósito”, explica el doctor Francisco Campabadal, representante médico de la empresa GNC Costa Rica.

“En otros países las personas tienen mucho la cultura de prevenir enfermedades, entonces desde antes que aparezca una enfermedad la gente ya está suplementando su alimentación para tener todo lo necesario para su organismo”, dice Mariola Sánchez, gerente de mercadeo de GNC.

La potencia de cada suplemento vitamínico es de suma importancia porque en eso radica gran parte de su efectividad y seguridad. Un producto debe ser el mismo en formulación en Costa Rica, en China, Estados Unidos o cualquier otro país.

Para personas que ya tienen enfermedades y toman medicamentos previos sí tienen que consultar con sus médicos para asegurarse que no haya ninguna interacción entre los medicamentos farmacológicos que toman y los suplementos nutricionales, agrega Campabadal.

En el proceso de compra de vitaminas se dan varias situaciones, están las personas que por comodidad compran los tarros grandes de vitaminas en el supermercado porque ya saben lo que necesitan, están aquellas que necesitan de una asesoría y por eso van a tiendas especializadas, están quienes tradicionalmente compran en una macrobiótica,  y hay además un grupo que compra sus vitaminas o suplementos alimenticios por catálogo o en páginas de internet... En cualquier circunstancia de compra, lo primordial es ser una consumidora informada  y  una paciente responsable, así tendrá mejores herramientas a la mano para saber lo que le conviene a su cuerpo.


PUBLICADO: 24 de Junio, 2014 AUTOR: