El corazón agradece el alcohol (con moderación)

  • Conversemos

  •  

En el 2017, una publicación de la Revista del Colegio Americano de Cardiología confirma que el consumo de una o dos bebidas alcohólicas por día podrían estar asociadas a la reducción del riesgo cardiovascular hasta en un 50%. 

La publicación denominada Alcohol y Salud, reveló que existe una disminución de la mortalidad general en aquellas personas que eligen un consumo moderado o ligero de alcohol, en comparación con quienes son abstemios o toman en exceso.

Los investigadores concluyeron que el consumo moderado o ligero de alcohol protege contra las enfermedades cardiovasculares mortales y no mortales, tanto en adultos sanos como en pacientes con enfermedades del corazón diagnosticadas.

Se sugieren diversos mecanismos a través de los cuales se podría explicar el beneficio para el corazón. Por ejemplo el aumento en los niveles de llamado colesterol bueno o HDL, ayuda a evitar que el plasma se vuelva muy espeso (mejora su viscosidad), favorece la coagulación sanguínea con lo que se disminuye el riesgo de que se formen trombos o coágulos que obstruyan el paso de la sangre, entre otros.

"Quisiéramos enfatizar que los beneficios de los que habla la publicación se sitúan en un escenario de consumo moderado y de bajo riesgo, y no son aplicables para todas las etapas de la vida. La publicación es clara al mencionar que las personas más jóvenes no reciben un beneficio sustancial aun cuando mantengan una ingesta moderada", comentó Mónica Solórzano, directora ejecutiva de Educalcohol Costa Rica

En el caso de las personas de mayor edad, el principal beneficio mostrado es una disminución del riesgo de enfermedad cardiovascular. Si hablamos específicamente de mujeres, las más jóvenes que mantengan un consumo regular de alcohol podrían tener riesgo de desarrollar cáncer de mama por lo que su ingesta debería ser moderada, sin embargo después de la menopausia y en aquellas con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, el consumo podría considerarse una ventaja similar a la que tienen los pacientes que ya fueron diagnosticados con padecimientos del corazón.

La moderación y el consumo de bajo riesgo serán siempre los mejores aliados de aquellos adultos que tomen la decisión de ingerir alcohol. A medida que aumenta el consumo en grandes dosis también podría verse un aumento en la mortalidad asociada a ese exceso. Una ingesta nociva de alcohol podría llegar a afectar el ritmo cardíaco y otros problemas del corazón.

En Costa Rica y en el mundo se celebra el Día del Corazón el 29 de setiembre de cada año. En nuestro país, la Asociación Costarricense de Cardiología tendrá actividades el viernes 29 de 10:00 am a 2:00 pm en en Parque Juan Santamaría de Alajuela.

FUENTES: Educalcohol Costa Rica y Giovanni de Gaetano, MD, PHD, Simona Costanzo, MS, PHD. Alcohol and Health, Praise of the J Curves. JOURNAL OF T H E AMERICAN COLLEGE OF CARDIOLOGY BY THE AMERICAN COLLEGE OF CARDIOLOGY FOUNDATION PUBL