¿Qué cuidados se deben tener en la alimentación de un diabético?

  • Conversemos

  •  

“Usted puede comer mucha carne y los productos light que quiera, pero eso sí tiene que evitar el azúcar y eliminar las harinas”, son algunas de las recomendaciones que escuchará si comenta que padece diabetes. ¿Cuál es la verdad detrás de estos mitos? 

La diabetes es una enfermedad crónica por la cual el cuerpo no puede producir insulina o no puede usar la insulina que produce de manera efectiva, lo que afecta el metabolismo de los carbohidratos. Cuando una persona tiene diabetes, la glucosa (azúcar) no puede entrar a las células, por lo cual los niveles de glucosa en sangre permanecen casi todo el tiempo elevados, esto se conoce como hiperglicemia o azúcar alto.

Aquí compartimos algunos de los mitos más frecuentes de la diabetes y la verdad detrás de ellos. 


Mito: Comer azúcar produce diabetes

El hecho: La diabetes es producida por una mezcla de factores genéticos y medioambientales. Sin embargo, el exceso de peso aumenta el riesgo de una persona de desarrollar diabetes tipo 2. El mito del azúcar se puede explicar hasta cierto punto mediante esta verdad. Comer azúcar ciertamente no produce diabetes, pero comerlo en exceso y llevar una vida sedentaria si aumentan el riesgo de desarrollar diabetes. Los factores de riesgo para la diabetes son: historia familiar de diabetes, sedentarismo, mala alimentación, y circunferencia abdominal por encima de 80 cm en mujeres y 90 cm en hombres. Tener sobrepeso es el factor de riesgo más importante para desarrollar diabetes tipo 2 y también es modificable. 

Otros factores de riesgo son historial de diabetes tipo 2 en la familia, etnia y edad, cosas que no puedes cambiar. Lo que se debe tener en cuenta es que si existe historial de diabetes en la familia, se debe hacer lo posible por mantenerte actividad física y tener una dieta saludable. Si tiene sobrepeso, perder alrededor del 7% de su peso (6 kilos para una persona de 90 kilogramos) puede ayudar a retrasar o prevenir la diabetes. 


Mito: Con diabetes no se pueden comer harinas, cereales ni frutas

No se recomienda eliminar frutas, cereales y harinas de la dieta de una persona diabética.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

El hecho: Todo cuerpo humano necesita glucosa (azúcar) para funcionar, con la diabetes lo que ocurre, es que la célula, por falta total o insuficiencia de insulina, no logra ingresar la glucosa para obtener y utilizar la energía, así que el azúcar queda en la sangre en lugar de ser utilizada por el organismo como fuente de energía para vivir. Eliminar las harinas, frutas o cereales de la dieta nunca será lo recomendado, ya que los carbohidratos son la fuente de energía por excelencia del cuerpo. Así que no se pueden eliminar los carbohidratos de la alimentación.

Lo que se recomienda es elejir carbohidratos complejos, todos aquellos que tienen más fibra, que son integrales son mejores opciones para la alimentación, y esta recomendación no es solo para la diabetes, el cuerpo reacciona mejor ante los alimentos cuando estos tienen fibra ya que esta hace que el azúcar entre de forma lenta a la sangre, evitando hiperglicemias, pero permitiendo una buena absorción de la energía. No es dejar de comer harinas, cereales o frutas, es preferirlos con más fibra, y asesorarse con un profesional de salud en la cantidad adecuada para cada cuerpo, ya que todos somos diferentes.  

Mito: Controlar el azúcar ayuda a controlar la glicemia

Comer azúcar no produce diabetes, pero comerlo en exceso y llevar una vida sedentaria aumenta el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

El hecho: El azúcar es solo una parte de los carbohidratos totales que una persona con diabetes tiene que regular para mantener niveles de glicemia (azúcar en sangre) normales. Los azucares simples, como mieles, dulces, postres, jugos, y harinas refinadas se deben consumir en la menor cantidad y frecuencia posible, y consultar con un nutricionista para la cantidad de alimentos que debe consumir según su condición total de salud. Entonces, un buen comienzo es evitar los dulces, aunque no la única acción a tomar. 


Mito: Comer toda la carne y grasa posible, porque no tienen carbohidratos 

El hecho: Comer menos grasa, en especial la grasa saturada, de origen animal, es importante para la salud. Especialmente si se tiene diabetes tipo 2 porque aumenta de dos a cuatro veces el riesgo de enfermedades cardiacas. Mantenga una buena salud cardiaca regulando las grasas que consume y aumentando la fibra en la dieta. Ademas, la proteína que los riñones pueden procesar es reducida, consulte con su nutricionista cuanto es la cantidad recomendada para su organismo. 


Mito: Lo light o dietético se puede comer sin límite 

El hecho: Light, liviano, dietético, o libre de azúcar no necesariamente es saludable. El hecho de que unas galletas sean dietéticas, no quiere decir que no tengan azúcar. Las galletas, por ejemplo, contienen carbohidratos de la harina y estos deben ser considerados en el consumo total de harinas, cereales, y granos. En bebidas, prefiera el agua pura o con unas rebanadas de fruta, y lleve control de lo que consume al día, para que no consuma mas de la cuenta. Cuidado con auto engañarse con lo light, podría terminar consumiendo más calorías de la recomendación diaria. 


Mito: Si toma tratamiento para la diabetes, no es necesario cuidarse con la comida

El hecho:  La salud es algo que siempre, con o sin diabetes, se debe cuidar y valorar. Se debe estar en control de la salud, y es pilar fundamental, alimentarse de forma saludable. El tratamiento ayuda a controlar la condición, pero si no se come de forma adecuada, cada vez será mas difícil el tratamiento, y el cuerpo sufrirá más. Si tiene el control de su salud, comiendo sano, mejorará su vida y su pronóstico. 

Fuente: Doctora Melania Cevo, Nutricionista de Consultas Nutrición, Msc, CDE. Especialista en diabetes y control de peso. 


PUBLICADO: 18 de Junio, 2014 AUTOR: