Almohadas terapéuticas para reducir el dolor y el estrés

  • Conversemos

  •  

¿Cómo le suena sustituir las pastillas y medicamentos por una almohadita? 

Molestias como el estrés, dolor de cabeza, cuello, ansiedad, depresión, dolor abdominal, cólicos, entre otros, pueden ser aliviados con una almohada terapéutica. Estas almohadas contienen miles de años de sabiduría popular aplicada en una fórmula muy sencilla que aprovecha los beneficios de la herbolaria. 

Se pueden utilizar frías o calientes, dependiendo del dolor que se quiera combatir. Por ejemplo, calientes sirven para disminuir los síntomas de artritis, dolor de espalda, cólicos, gripe, dolor muscular y dolor de cuello, solo necesitará calentarla unos minutos en el microondas y colocarla en la zona afectada. También se pueden envolver en papel aluminio y calentar en el horno convencional, en ambos casos se debe cuidar que el calor sea agradable al contacto con la piel. 
Si lo que busca es disminuir inflamaciones, aliviar pies cansados o combatir un fuerte dolor de cabeza, lo mejor es utilizarla fría. 

"Para conservar sus propiedades aromáticas manténgala en el congelador. Además, será más sencillo calentarla que enfriarla en el momento que la requiera. "

Las almohadas terapéuticas están rellenas de semillas combinadas con una mezcla de hierbas, cuyo aroma contribuye con el alivio. Si tenemos padecimientos recurrentes, como es el caso del dolor de espalda, cólicos menstruales o dolores de cabeza, lo recomendable es buscar almohadas con rellenos específicos para este tipo de problemas.

Aquí recopilamos las hierbas más comunes y sus beneficios, para que tenga en cuenta al momento de elegir una almohada.

La manzanilla es un calmante natural.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

Manzanilla: Calmante natural, ayuda a relajar, disminuir inflamación, cólicos y dolores menstruales.  

Eucalipto: Posee cualidades antisépticas, astringentes, antibióticas, antiinflamatorias, y antivirales. Es considerado un expectorante natural y se usa para aliviar problemas de asma, bronquitis, faringitis, gripe y tos. 


Menta: Se le atribuyen propiedades antiespasmódicas. Es además antiinflamatorio, analgésico y antiséptico. Es muy usada para problemas digestivos, náuseas, cólicos, dolores de cabeza, colitis, entre otros.

Hierbabuena: Familia de la menta, es un poco más suave, pero dulce y refrescante. Para tratar los síntomas de cólicos, gastritis, náusea, fiebre, resfriados, dolores de cabeza, indigestión, ansiedad, insomnio, entre muchos más.

Canela: Para tratar problemas digestivos y respiratorios. Se sabe que la canela tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, antisépticas y antivirales, entre otras. 

Zacate de limón: revitaliza, es antidepresivo, antibacteriano, contribuye a despejar la mente, aliviar el cansancio y estrés por exceso de trabajo, además ayuda a controlar los nervios. Son conocidas sus   propiedades para tratar malestares de gripe, bronquitis, tos y problemas digestivos.  

Las almohadas terapéuticas están rellenas de semillas y una combinación de hierbas aromáticas.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

Lavanda: La favorita de las aromáticas. Ampliamente utilizada como relajante. se dice despeja la mente, desvanece problemas, relaja los nervios, cura el insomnio y calma el cuerpo. Ayuda a conciliar el sueño y alejar las pesadillas.


PUBLICADO: 29 de Mayo, 2014 AUTOR: