Guía de fertilidad

  • Conversemos

  •  

Los segundos antes de conocer los resultados de una prueba de embarazo pueden parecer los más largos y tensos de una pareja. Pero esa percepción cambia después de meses o años de espera y muchos intentos fallidos. 

Cuando la pareja decide que está preparada para tener un hijo, lo normal es que suspendan los métodos anticonceptivos e intenten por unos meses hasta lograr el embarazo. Esto no necesariamente va a ocurrir en el primer intento; quedar embarazada no es tan sencillo como parece y puede resultar un proceso difícil y estresante para muchas parejas.

El 30% de las causa de infertilidad responde a trompas uterinas cerradas o enfermas.
FOTO: Thinkstockphotos.es ampliar

El doctor Gerardo Escalante, especialista en ginecología y obstetricia, asegura que el 40% de los casos la infertilidad recae en el hombre por alteraciones en el semen, mientras que otro alto porcentaje se encuentra en el sistema reproductor femenino y en causas desconocidas. 

"La pareja debería acudir a un especialista en fertilidad luego de un año de intentar sin éxito un embarazo. En esta consulta se determinará la razón por la que no consiguen su objetivo y la forma de tratarlo."

El especialista explica que en el país existen varios medicamentos disponibles que buscan producir ovulación en las mujeres y en algunos casos, mejorar la cantidad o calidad de espermatozoides en la muestra de semen. Se trata de medicamentos tales como los inductores de ovulación indirectos como citrato de clomifeno, inductores directos como FSH, LH. Otros como hormona gonadotropina coriónica, estrogenos micronizados tipo oestrogel y progesterona micronizada tipo utrogestán. También medicamentos llamados “agonistas” como el acetato de leuprolide y otros “antagonistas” como el cetrotride.

Esos productos se emplean en diferentes esquemas y dosis, según el método que el médico haya elegido para intentar resolver el problema de infertilidad de la pareja: 

1. Inseminación intrauterina: El semen del compañero se prepara y capacita en un laboratorio especializado en Reproducción Humana y el médico procede a colocarlo en el interior de la cavidad uterina. El requisito es que haya permeabilidad tubárica (trompas abiertas y con funcionamiento normal).

2. Fertilización In Vitro: De igual manera, con estos productos se gobierna la ovulación de la paciente con el objeto de que se extraigan los óvulos de ambos ovarios en un momento determinado para ser fertilizados en un laboratorio y luego esos óvulos ya fertilizados se transfieren al interior del útero para esperar que implanten. Tiene muchas indicaciones según sea el problema de la pareja pero en general dos son las principales: trompas del útero cerradas o bien, un número de espermatozoides sumamente reducido en la muestra del semen del compañero.

3. Una tercera modalidad, es ayudar a que la paciente ovule y dirigirle sus relaciones sexuales hacia los días de fertilidad, o sea, cerca de la mitad del ciclo femenino (día 14 por lo general).

Con excepción de la fertilización in vitro, estos métodos se practican en Costa Rica. El doctor Escalante fue el primero en realizar una Fertilización In Vitro en el país, en 1994.

En el año 2000 esta práctica fue prohibida por un fallo de la Sala Constitucional. En el 2001 Escalante presentó una demanda contra el Estado Costarricense ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, CIDH,  la cual 12 años después le dio la razón y ordenó al Estado legalizar la FIV. En este momento el Estado se encuentra en trámites para cumplir la orden de la Corte. Escalante confía en que la FIV será legal en Costa Rica en el transcurso de un año.

Principales causas de infertilidad:

Un 40% de las causas de la infertilidad se asocian a alteraciones en el semen.
FOTO: Shutterstock.com ampliar

A. Factor masculino (alteraciones en el semen ): 40%

B. Moco cervical hostil que inmoviliza o mata los espermatozoides al tratar de entrar al útero: 5%

C. Trompas uterinas cerradas o enfermas y por ello sin función adecuada: 30 %

D. Problemas de ovulación: 15%

E. Causas desconocidas: 10 %.

Muchas de estas causas desconocidas" son problemas de tipo biomolecular, que en la mayoría de casos se resuelven por FIV.

Mitos y verdades:

La mayor parte de las creencias populares no son ciertas. Ocasionalmente se ve que alguien con infertilidad se embaraza, sin ayuda, después de adoptar un bebé. Esto podría explicarse en algunos casos por disminución de la tensión o estrés de la paciente por su infertilidad.

Limpieza del organismo antes de quedar embarazada

Debe esperarse un tiempo después de usar ciertos medicamentos. El médico indicará el tiempo según el fármaco usado. Por ejemplo, personas que han recibido quimioterapia o radioterapia por cáncer, es ideal que esperen tres años después de esos tratamientos para que la posibilidad de niños con defectos sea igual a la población general. Hay varios casos más, el mismo principio y tiempos variables.

Cuidados para prepararse para un embarazo:

  1. Tomar ácido fólico para evitar defectos en sistema nervioso del feto 
  2. Seguir una dieta normal y balanceada 
  3. Mantener un peso ideal para disminuir complicaciones como diabetes e hipertensión
  4. Realizar actividad física, no de alto rendimiento
  5. Suplementos solo en caso de mujeres carenciales (desnutridas)
  6. Dejar de fumar, el fumando puede causar retraso en el crecimiento del feto
  7. No consumir alcohol, esto para evitar el síndrome "alcohólico fetal", en donde el feto crece menos y puede presentar serias malformaciones y retardo mental. 


Fuente: Doctor Gerardo Escalante L, especialista en ginecología y obstetricia de la Universidad de Costa Rica, perinatología de la Universidad de Chile, reproducción humana asistida del Instituto Dr. Feichtinger, Salzburg, Austria y Máster en reproducción humana asistida por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), España.

Actualmente es el Director Nacional de la Especialidad de Medicina Materno Fetal de la Universidad de Costa Rica y la C.C.S.S y Director Ejecutivo del Instituto Costarricense de Infertilidad (ICI). Teléfono 2221–2359



PUBLICADO: 30 de Julio, 2014 AUTOR: