¡No hay excusa! Use bloqueador todos los días

  • Conversemos

  •  

Algunas dirán que se corre el maquillaje, que huele a playa o que quedan blancas; pero lo cierto es que la industria ya pensó en todos estos inconvenientes y ofrece gran variedad de alternativas que le ayudarán a protegerse de posibles quemaduras.

Las opciones son amplias: en gel, en crema, en base para el rostro y hasta en pastillas. Sin embargo, antes de elegir cuál usar, tome en cuenta algunos detalles como su color de piel y cuán vulnerable es a la exposición al sol.

Proteja su piel del sol, aún en los días soleados.
FOTO: Shutterstock ampliar

El dermatólogo Harry Hidalgo recordó que son los rayos ultravioleta los que realmente hacen daño y que estos están presentes aunque el día esté nublado, debido a que las nubes no son capaces de desviarlos.

"Existe una falsa relación entre calor y protección. Es indispensable protegerse siempre, no solo cuando se va a la playa o a la piscina", comentó Marvin Céspedes, experto en dermatología del Hospital Max Peralta de Cartago.

Céspedes explicó que el factor de protección solar (SPF por sus siglas en inglés) que se muestra en los productos es en realidad un indicador de cuánto tiempo adicional se puede permanecer una vez aplicado el producto bajo los rayos UVB sin quemarse.

Por ejemplo, si una persona se quema después de permanecer diez minutos bajo el sol y lo que desea es estar por lo menos una hora sin sufrir quemaduras, deberá aplicarse un filtro número seis. Es decir, el número del factor que se aplique multiplicará el tiempo que la piel soporta los rayos solares.

No obstante, Céspedes asegura que no siempre se cumple este argumento, debido a que entran en juego variantes como la hora del día, la sudoración y la evaporación.

Un asunto de color

Cuando se habla de fototipos se hace referencia a la sensibilidad de las personas frente a la luz ultravioleta y su capacidad de broncearse, esta resistencia se mide comúnmente por el tono de piel.

Los expertos señalan seis distintos fototipos, el tres y cuatro son los que más se presentan en América Latina, incluida Costa Rica.

Elegir el adecuado

Si bien existen rangos de factores adecuados para cada piel, Céspedes asegura que lo que garantiza una verdadera protección es la reaplicación del producto por lo menos cada cuatro horas.

"Algunos productos dicen que protegen hasta por ocho horas, otros que son resistentes al agua y al sudor, pero no hay que confiarse. Lo ideal es aplicarlo cada cuatro horas", recomendó el especialista.

Roxana Gaspar Taylor, dermatóloga del Hospital Calderón Guardia en San José, advirtió que para que un filtro sea efectivo tiene que decir en su empaque que es de "amplio espectro"; es decir, protege de rayos ultra violeta A y B. Además se pueden buscar con especificaciones como que sea hipoalergénico y no comedogénico (especial para disminuir la aparición de acné).

Gina Singh, gerente de marca de Neutrogena para Centroamérica, asegura que además de buscar un protector solar de amplio espectro (UVA/UVB), es necesario que sean estables durante el periodo que el producto lo indique. Es decir, que las condiciones que anuncia el empaque se cumplan.

La advertencia la realiza debido a que la mayoría de los bloqueadores se desarrollan con base en el ingrediente avobenzona, el cual tiende a perder sus beneficios una vez expuesto a la luz. Para lograr la estabilidad asegura que es necesario que se incluya oxibenzona, un componente que ayuda a que los bloqueadores sean mucho más efectivos y duraderos.

Sea cual sea la presentación, mientras el factor sea el ideal para su piel le va a funcionar. Pero hay que ser realistas, no siempre se está cómodo con la versión más conocida: la que viene en crema.

Para solucionarlo distintas casas comerciales se dieron a la tarea de crear bloqueadores que funcionan como base para el rostro, que se pueden conseguir en distintos tonos y texturas y que se adaptan a cada tipo de piel.

Entre la versiones más novedosas están las orales que funcionan como complemento alimenticio, en especial para personas muy sensibles a la exposición solar, como quienes han padecido de cáncer o enfermedades como el lupus.

Las presentaciones en spray son ideales para zonas donde hay vello. Mientras que las creadas en base a crema son para piel seca, los geles para las pieles grasosas y las combinaciones de crema y gel para las pieles normales.

"El filtro solar no es un permiso para broncearse, es una falsa sensación de seguridad. La gente igual se quema, pero el filtro mitiga un poco los efectos", comentó Gaspar.

La experta recordó que la vitamina D, que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, es adquirida con la exposición al sol; pero eso no significa que se necesite de tiempos prolongados bajo los rayos UVB y UVA ya que la exposición diaria, por ejemplo entre salir de la casa y dirigirse al trabajo, es suficiente.

Recuerde que el único secreto para que un bloqueador realmente sea efectivo es aplicarlo por lo menos cada cuatro horas, y con mayor frecuencia si se está en contacto con el agua.

PUBLICADO: 16 de Enero, 2015 AUTOR: