Hormonas: cómplices de los altibajos emocionales

  • Conversemos

  •  

Sentirnos apagadas o irritables, especialmente cuando se acerca el tiempo de nuestra menstruación, es más que común. ¿A quién deberíamos culpar de esos altibajos emocionales? Las responsables son las hormonas, y tienen una función que va más allá de la inestabilidad emocional. 

Nuestras hormonas son muy importantes, funcionan a nivel del sistema nervioso central para regular la liberación de sustancias químicas conocidas como neurotransmisores. Son estas sustancias las que tienen un impacto directo sobre la manera en que nos sentimos emocionalmente. “En efecto existe una relación importante entre las hormonas y el estado de ánimo, esto se debe a que las regiones del cerebro que regulan los estados emocionales son influenciadas por los niveles hormonales” explica la doctora Erika Salazar, especialista en hormonas. 

Según detalla la experta, el desbalance de los estrógenos, la testosterona, la hormona del crecimiento y el cortisol suele presentarse por diferentes razones en casi todas las personas sin importar el sexo. “Hay todo un espectro de manifestaciones tanto en el estado de ánimo como en otras áreas del comportamiento entre ellas, labilidad emocional, irritabilidad, ansiedad, disminución de la líbido, disfunción eréctil, dificultad para concentrarse, agotamiento y trastornos del sueño”, menciona Salazar. Asimismo la doctora enfatiza en que la edad o condiciones particulares pueden generar alteraciones más marcadas que necesitan corrección.

Las hormonas pueden cambiar nuestro estado de ánimo
FOTO: Ilustración de Augusto Ramírez ampliar

Menstruación y depresión

En las mujeres, el ciclo menstrual está asociado a cambios en los niveles hormonales. Si bien más que un desbalance se trata de una condición fisiológica normal, también es claro que tiene efectos directos sobre las emociones. La doctora endocrinóloga Laura Ulate explica que todas las mujeres podemos sentirnos tristes o irritables con los cambios hormonales, pero una vez que se regulan los niveles nos normalizamos anímicamente. 

Ahora bien, si hay predisposición o antecedentes de depresión o enfermedades psiquiátricas, la sintomatología es más marcada. “La depresión es una condición clínica compleja en donde múltiples variables intervienen, esto significa que las hormonas pueden ser una de esas variables, no así el único elemento que la cause. Sin embargo existe evidencia de que al optimizar el estado hormonal, disminuyen los sentimientos de tristeza, mejorando consecuentemente los síntomas de la depresión” detalla Salazar.

Anticonceptivas ¿la solución?

Bajo ese criterio es posible pensar que el uso de pastillas anticonceptivas podría ayudar a eliminar esos cambios anímicos. Ulate indica que el uso de anticonceptivas ayuda a normalizar los niveles hormonales y por tanto colaboran con una mayor estabilidad emocional. Sin embargo, el farmacéutico Kenneth Barrantes detalla que si bien pueden ayudar no deben usarse con ese fin. “Las anticonceptivas no están prescritas para este fin y solo en casos muy calificados donde los altibajos emocionales se puedan asociar a una deficiencia de este tipo de hormonas se podría considerar su uso; no obstante, esto es solo bajo criterio de médico especialista. Recordemos que para el control de la depresión como tal, existe toda una categoría de medicamentos”, puntualiza. 

Barrantes agrega que si los altibajos emocionales desencadenan una depresión se debe tratar con antidepresivos y seguir el tratamiento de un especialista. Sin embargo, enfatiza en el valor de una vida sana para tener una mejor salud mental y emocional. “Es importante que la persona se sienta bien consigo misma. Por eso es fundamental practicar actividades al aire libre, controlar el estrés, practicar algún deporte, ir al gimnasio, controlar la dieta (evitar alimentos altos en grasas saturadas), practicar yoga, bailar o la sicoterapia, Se trata de practicar actividades que hagan sentir plena a la persona, esto va a colaborar en que se mantenga un sistema emocionalmente sano”, concluye.

Fuentes: Dra. Erika Salazar, especialista en Anatomía Humana y Fellow Hormonal Optimization/ Kenneth Barrantes, farmaceútico / Dra. Laura Ulate Oviedo, endrocrinóloga (Tel.: 2522–1000 ext. 6043)

PUBLICADO: 06 de Abril, 2015 AUTOR: