Cinco mitos sobre la insuficiencia renal

  • Conversemos

  •  

La insuficiencia renal es un término que se utiliza para definir un estado en el cual los riñones están lesionados y no cumplen con las mencionadas funciones correctamente.

Estos órganos actúan como filtro en el cuerpo humano, pues eliminan toxinas y excesos de agua por medio de la orina. Mantienen estable la presión arterial, el conteo de células rojas en sangre y la salud de los huesos. También, controlan el nivel de la acidez en la sangre. Desempeñan su función en conjunto con la uretra y vejiga; encargados todos de producir y eliminar orina.

Ante casos de falla renal o insuficiencia de los riñones, como también se le llama a esta condición, es importante reconocer algunas ideas erróneas sobre el tema.

1. La lesión o enfermedad renal es lo mismo que la insuficiencia:

No siempre que existe enfermedad o lesión renal se alcanza la insuficiencia. Ésta se diagnostica cuando los riñones desempeñan menos del 15% de su función normal.

2. Los únicos tratamientos para la insuficiencia renal son la diálisis o el trasplante de riñón.

No. Ambos tratamientos suelen ser la opción para tratar esta condición. Sin embargo, hay pacientes quienes, junto con sus médicos y dependiendo de un análisis detallado del caso, deciden únicamente tratar con medicamentos para proteger la función del riñón lo más que se pueda, acompañado de cambios permanentes de alimentación y estilo de vida.

3. La insuficiencia renal hace que el paciente deba dejar de trabajar y de hacer ejercicio.

No. El paciente con insuficiencia renal, dependiendo de cuán avanzada esté su condición, puede –e incluso debe- tratar de mantener su vida lo más normal posible. Eso sí, siempre con orientación de su médico. Por otra parte, las caminatas, la natación o el yoga pueden desempeñar un papel crucial para mitigar la depresión y la ansiedad que pueden aparecer después del diagnóstico.

4. Si estoy recibiendo diálisis, puedo comer y tomar lo que quiera.

No. La diálisis no reemplaza todas las funciones de un riñón saludable. El paciente deberá vigilar su dieta y consultar con su médico las cantidades recomendadas de ingesta de potasio, sodio, fósforo y líquidos.

5. Los únicos que pueden padecer insuficiencia renal son los adultos.

No pues los niños también pueden presentar insuficiencia renal, especialmente, si presentan enfermedad renal crónica (ERC). Casi el 50% de los casos de ERC en niños es provocado por defectos congénitos en los riñones o la vejiga.

Fuente: MedlinePlus, Fondo Americano del Riñón, Doctora Marianne Chacón, Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales y Gerente Médico de Nefrología en Roche Centroamérica y Caribe.