Siga estas recomendaciones para lidiar con el mal dormir

  • Conversemos

  •  

Depresión, sobrepeso, cambios repentinos de humor y quedarse dormida sobre el teclado, son solo algunas razones para prestar atención a la calidad del sueño.

Son las 2 de la madrugada y Ana acaba de despertarse. Observa el reloj y sabe que dará vueltas en la cama sin poder volver a dormir. Esta ha sido su rutina desde hace varias semanas. Al principio se molestaba, pero se ha vuelto tan común que ahora opta por leer, hasta quedar dormida de nuevo, aunque confiesa que algunas veces se entretiene tanto que cuando se da cuenta es hora de levantarse.

En realidad, leer es una muy buena alternativa. Dice el doctor Peter Hauri co autor del libro No more sleeplees nights (No más noches sin sueño) que mirar el reloj o dar vueltas en la cama cuando despertamos en la madrugada, solo aumentará nuestra frustración, mientras que si dedicamos el tiempo a leer o incluso a ver televisión, la mente no descansa pero sí el cuerpo, y esto nos hará sentir mejor por la mañana.

La mala calidad del sueño afecta el desempeño intelectual y la memoria de corto plazo.
La mala calidad del sueño afecta el desempeño intelectual y la memoria de corto plazo. FOTO: Shutterstock.com ampliar

Algunas recomendaciones para lidiar con el insomnio:

  • Si tuvo una mala noche, levántese a la hora habitual. Quedarse en la cama no soluciona el problema, al contrario le hará caer en un círculo vicioso, por la misma razón deberá evitar hacer una siesta muy larga en la tarde.
  • Evite la tentación de consultar la hora, no hará ninguna diferencia si son las dos o las 4 de la mañana. 
  • No se preocupe por volver a dormir, respire profundo y procure dejar la mente en blanco. No se obsesione por recuperar el sueño. Lo que sucede es que cuando nos despertamos del estado REM, que es el estado en el que soñamos, el cuerpo se siente alerta y eso nos hace pensar que será imposible volver a dormir.
  • Algunas veces el problema es más sencillo de lo que pensamos. Preste atención si se despierta por algún ruido como perros ladrando, el pito de un carro, etc. Si está a su alcance, trate de minimizar estos ruidos, aunque lo más simple es comprar un par de tapones de oídos.
  • Invierta en una cama cómoda. 
  • No tome pastillas para dormir en el momento en que se despierta. Es probable que su efecto le llegue cuando sea el momento de levantarse y esto solo empeora la situación. 
  • Limite el consumo de cafeína. 
  • Un baño caliente antes de dormir le ayudará a relajarse y tendrá un sueño más placentero.
  • Deje el trabajo en la oficina. Llevar trabajo a la cama es una muy mala costumbre. Adquiera el hábito de hacer una lista de lo que le queda por resolver el día siguiente, pero deje la lista en el escritorio, no la lleve a casa.


Baje el volumen a los ronquidos

Algunas veces minimizamos el problema de los ronquidos. Más allá de la molestia que pueda causar a quien nos acompaña en la cama, el ronquido puede traer consecuencias médicas más graves como la apnea del sueño, un trastorno relacionado con enfermedades cardiovasculares. Si los ronquidos son tan fuertes como para despertar a otros, o si descubre que al roncar deja de respirar por unos segundos, la recomendación es consultar un especialista.

Pero antes de hacer la cita, intente estos trucos para bajar el volumen:

  • Pruebe una nueva posición al dormir. Se dice que la más favorable es de costado.
  • Evite bebidas alcohólicas y tranquilizantes. Aunque se tiene la percepción de que el alcohol favorece el sueño, en realidad cuando se ingiere en exceso se deprime el sistema nervioso central, relajando los músculos de la garganta y mandíbula y propicia el ronquido.
  • Deje de fumar. 
  • Eleve la cabeza. Utilice varias almohadas para que su cabeza quede elevada, esto le ayuda a quitar presión a las vías respiratorias y hace que respirar sea más sencillo.


Fuente: Manual de Remedios Caseros

PUBLICADO: 13 de Marzo, 2014 AUTOR: