El clásico estilo marinero toca la puerta

  • Conversemos

  •  

Fue en 1853 cuando se publicó un decreto en el Boletín Oficial de la Armada francesa donde se señalaba cada detalle del uniforme de los marineros: anchos pantalones claros, camisas, y un abrigo con rayas blancas y azules, que les permitía distinguirse fácilmente en altamar.

Tal documento no escatimaba en detalles: fijaba la cantidad de rayas en el torso −21− y en cada manga −entre 14 y 15−. También, indicaba los 2cm que debían tener las rayas blancas en contraste con los 10 milímetros de las azules.

Aunque el origen de esta vestimenta tan proletaria poco nos importaría si no fuera por Coco Chanel, quien tuvo la osadía de vestir un abrigo con rayas bretonas, navy o marinière −como también se le llama a este estampado− durante la apertura de su segunda tienda, en Deauville.

Vestido y accesorios LOB, zapatos Stradivarius
FOTO: Osvaldo Quesada ampliar

Desde allí, las rayas en azul y blanco se liberaron de sus ataduras y encontraron un lugar en una gran número de prendas, de la mano de grandes diseñadores, como Jean Paul Gaultier e Yves Saint Laurent. Incluso, este estampado se renovó con otros colores, como el rojo o el negro.

Durante cada verano que se suscita en el norte del planeta, este clásico diseño regresa a los armarios ya que remite al sol y la frescura de la brisa marina. Por suerte, la calidez de esta estación la tenemos casi todo el año y nos permite sacarle provecho a las piezas navy que se incluyan en el guardarropa. En Perfil le damos algunas opciones para combinarlo, dandole un toque de color.


Etiquetas