Diseño Nacional que apoya el Free the Nipple

  • Conversemos

  •  

Durante toda la historia, el cuerpo de la mujer fue reprimido a través del vestido: el sostén, el corsé, tacones imposibles o zapatos diminutos en la antigua China, son solo algunas muestras de cómo la mujer se inmovilizó o encarceló tras encajes, hilos o patrones.

La moda fue un reflejo de una sociedad que reducía a la mujer a un objeto decorativo o propiedad del hombre. Entre más complicada y difícil de llevar fuera la ropa, más quedaba en evidencia que el hombre tenía el poder adquisitivo de pagar por cierto status. A la vez, la sensualidad de la mujer quedaba supeditada al deseo sexual masculino.

Consciente de ello, Jessica Gonzalez, la creadora de la marca Nnia creó La Femme, una colección que busca reflexionar a través de ropa donde la mujer se puede sentir cómoda y libre. "Esta nueva colección está inspirada en la liberación femenina, en vestirnos para nosotras mismas y hacerle un tributo a nuestro cuerpo", cuenta la directora de la Nnia.

Entre las piezas, destaca una vestido poco ajustado, con transparencias y un diseño particular: dos senos se insinúan, creados con las delicadas líneas de la artista Andrea Bravo. Tal colaboración con la artista pretende ser un guiño de atrevimiento antes una sociedad que ve el cuerpo femenino como algo indecente, por un lado, pero objeto de deseo, por otro. A su vez, significa un reto para una sociedad que no le permite a la mujer vestirse libremente para evitar el acoso callejero o sexual en su contexto cotidiano.

La prenda recuerda al movimiento Free the Nipple que se concentra en la doble moral en cuanto a la censura que hay hacia los pechos de la mujer, iniciado por la activista y cineasta Lina Esco.

PUBLICADO: 08 de Marzo, 2017 AUTOR: