Moda, originalidad y bajo costo se unen en las tiendas de ropa usada

  • Conversemos

  •  

Ofrecer ropa única, a la moda, en buen estado y a bajo costo, son solo algunos de los atributos que ha logrado que la ropa de segunda se convierta en la materia prima de más de un negocio.

Sí bien se trata de ropa de usada, la idea es presentarla como si no lo fuera. La imagen de las tiendas de ropa “Americana” se queda en la lavadora y es ahí cuando sale a la luz la nueva marca e imagen que las adopta y ofrece al público.

Tu Guardaropa es un ejemplo. Esta tienda en línea ofrece desde el 2011 nuevas colecciones de ropa de segunda, pero con la ventaja de no tener que consumirse en miles de perchas o pacas abultadas.

El estilo urbano es una de las tendencias que se a beneficiado con las tiendas de ropa usada.
FOTO: De La Percha para GN. ampliar

Marta Portillo, fundadora de Tu Guardaropa, asegura que lo económico de las prendas, el no tener que ingresar a una tienda de ropa “Americana” y  sobre todo la originalidad es lo que realmente ha conquistado a las compradoras.

“La clave es que sea ropa a la moda y porqué no, modificada. También, podemos ofrecer ropa de marca que regularmente podría ser muy costosa”, comentó Portillo.

La joven empresaria asegura que sí existe mercado para este tipo de producto, dejando de lado la idea de que la ropa usada era únicamente para quienes no podrían costear una nueva.

“Gente que trabaja en la Asamblea Legislativa, profesores, de clase social alta y no tanto se han atrevido a comprar nuestros productos y les han gustado. Ya contamos con casi 4.000 seguidores”, comentó.

Me Extraña es otra tienda de ropa usada en la que sus fundadores aseguran “solo va a encontrarse ropa tuanis y lo van a tratar como a un compa”; además de que “las prendas son como joyitas, cada una encontrada entre montanas de ropa”. Ellos disponen de una tienda física en el Barrio La California en San José.


La Percha, ubicada en las cercanías de la calle de La Amargura en San Pedro, ofrece también ropa de segunda con el detalle de que la creatividad se instala en cada ejemplar.

En esta tienda se juega con los estilos vintage, urbano y reciclaje de la moda, mediante la reutilización de prendas y el uso de técnicas como la costura, teñidos decolorados y pintura a mano.

Paulo Jiménez, propietario de La Percha, comentó que la tienda tiene dos años de vida, tiempo en el que ha sido recibida por muchos. Él asegura que el 85% de la ropa es renovada y ajustada a cada cliente, lo que la convierte en un artículo casi perfecto.

Tal ha sido el éxito que Jiménez trabaja en el lanzamiento de la marca La Melena Vintage, con la cual ofrecerá a otras tiendas ropa “nueva de diseñador”, pero con la esencia de materiales de segunda.

En definitiva estrenar no tiene porqué ser costoso. La ropa reutilizada puede ser una alternativa que une originalidad y moda.

PUBLICADO: 06 de Mayo, 2014 AUTOR: